Koyré y la importancia de Arquímedes

En Ciencia en Blanco y Negro se ha publicado hoy un nuevo artículo sobre Arquímedes. Ya son dos:

  1. Los clásicos que nos regalaron a Arquímedes.
  2. Arquímedes en la imprenta.

Aquí nos quedamos con una cita de Koyré, que destaca la importancia de Arquímedes en la historia de la ciencia.

 

«Son la maduración y la asimilación de la obra de Arquímedes las que sirven de base a la revolución cientí ca que se realizará en el siglo XVII». Alexandre Koyré.

 

Fuente: Wikimedia Commons.

Alexandre Koyré (1892-1964), filósofo e historiador de la ciencia francés. Fuente: Wikimedia Commons.

 

La Venus de la química

Esta entrada participa en la iniciativa #WomeninStem #Juevescientíficas

Una de las obras pictóricas más conocidas en el régimen de Napoleón I (1769-1821) es Retrato de Napoleón en su gabinete de trabajo, del francés Jaques-Louis David (1748-1825). Otras obras famosas de este pintor son Napoleón cruzando los Alpes (con cinco versiones) y La consagración de Napoleón y la coronación de Josefina.

Louis_David_-_The_Emperor_Napoleon_in_His_Study_at_the_Tuileries_-_Google_Art_Project

«Napoleón en su gabinete de trabajo», Jaques-Louis David. Museo Nacional de Arte (Washington, EEUU)

Jaques-Louis David tuvo una vida muy ocupada, viajó, estudió a los grandes artistas, participó en la revolución y, además de otras ocupaciones, fue profesor particular de pintura. Entre sus alumnas encontramos a una poco conocida Marie-Anne Pierrette Paulze (1758-1836). En 1761, cuando Marie-Anne tenía tres años, quedó huérfana de madre. Su padre, Jacques Paulze, era un aristócrata francés que quería una buena educación para su hija, así que durante la década de 1700 delegó su aprendizaje a un convento, rodeada de otras mujeres. La desgracia estuvo a punto de cernirse sobre una niña de trece años, pues en 1771 le fue arreglado matrimonio con el Conde de Amerval, de cincuenta años, a quien ella se refirió como «un estúpido, un rústico insensible y un ogro». El padre, comprensivo con su hija, encontró un candidato perfecto, su amigo Antoine-Laurent de Lavoisier (1743-1794), de veintiocho años de edad, el conocido como «padre de la química». Se casaron en diciembre de 1771 y se sabe que el matrimonio cayó redes del amor en poco tiempo, no tuvieron problemas económicos y no dejaron descendencia.

Dibujo de Marie-Anne en el que aparece Lavoisier realizando experimentos sobre la respiración humana y ella misma tomando anotaciones.

Dibujo de Marie-Anne en el que aparece Lavoisier realizando experimentos sobre la respiración humana y ella misma tomando anotaciones.

Marie-Anne comenzó rápidamente a tomar interés en las investigaciones científicas de su marido, tanto es así que Jean Baptiste Bucquet (1746-1780), un científico francés amigo y colaborador de Antoine, tutorizó la enseñanza de la química de Marie-Anne. En 1775, tras la coronación de Luis XVI, Lavoisier fue nombrado como uno de los cuatro directores estatales de la Administración de la Pólvora. Por esta razón el matrimonio tuvo la oportunidad de mudarse a París y construir allí un laboratorio en el propio arsenal. Es en te momento cuando Marie-Anne se convierte en colaboradora de su marido, en asistente, traductora, editora y secretaria. Comienzo entonces a estudiar pintura con el pintor Jaques-Louis David para poder ilustrar los libros de Lavoisier. En realidad ella tomo un papel participativo, nunca secundario, prueba de ello es que 1787 acompañó incluso a su marido a un viaje hacia Orleans para estudiar nuevos tipos de pólvora, viendo así la química en acción. Un año después, Jacques-Louis David dejó reflejado al matrimonio en su famosa obra Retrato de Antoine Lavoisier y su esposa. El artista supo romper todos los tópicos de la época al representar a Marie-Anne en primera posición, de pie, con una blancura diamantina que reclama toda la luz de la escena. La obra está expuesta de manera permanente en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, en la galería 614.

David_-_Portrait_of_Monsieur_Lavoisier_and_His_Wife

«Retrato de Antoine Lavoisier y su esposa», Jaques-Louis David. Museo Metropolitano de Arte (Nueva York, EEUU).

Los trabajos de Marie-Anne

Tal vez el trabajo más significativo de Marie-Anne es el conjunto de trece grabados para el libro Tratado Elemental de Química (1789), que es considerado como la primera obra de la química moderna. Se trata de dibujos de instrumental de laboratorio: embudos, frascos, calorímetros, aparatos de filtrado, sifones, etc. Puedes encontrar los grabados en Gallica y en el sitio http://othmerlib.chemheritage.org.

Grabado1

Dibujos realizados por Marie-Anne. Al pie, a la derecha, aparece su apellido Paulze.

Portada del libro «Tratado elemental de la química»

Portada del libro «Tratado elemental de la química».

Otra de las importantes contribuciones a la química de Marie-Anne tiene que ver con sus conocimientos de idiomas, sabía leer inglés, latín y alemán, además de su lengua materna, el francés. Entre otras, tradujo del inglés al francés el «Ensayo sobre el flogisto» del irlandés Richard Kirwan (1733-1812). Gracias a esta traducción Lavoisier y sus colegas entraron en una correspondencia sobre la teoría del flogisto, al final el propio Kirwan acabó abandonando sus propias ideas sobre el flogisto.

Combustión del espíritu del vino, en la obra «Memorias de Química y de Física».

Combustión del espíritu del vino, en la obra «Memorias de Química y de Física».

La marcha sobre Versalles
El 5 de octubre de 1789 Marie-Anne se dirigía en un carro para encontrarse con su marido, con el fin de discutir unas cuestiones científicas. Un grupo de mujeres la obligaron a bajar para unirse a ellas en la protesta. Estamos en el núcleo de la revolución francesa y el matrimonio era uno de los puntos de mira, pues, de alguna manera, representaban el régimen anterior. A pesar de que Antoine había abandonado su participación activa en las disputas políticas, en 1793 fue acusado por Antoine Dupin y detenido posteriormente. El 8 de mayo de 1794 Antoine-Laurent Lavoisier, junto a su suegro, Jaques Pauzle, fueron guillotinados por su supuesta implicación en la Ferme Genérale. Todos los bienes de Lavoisier fueron confiscados, pero Marie-Anne pudo reunir notas y cuadernos para acabar publicando las «Memorias de Química», en 1803. El laboratorio también fue destruido, aunque gracias a aquellos trece grabados de Marie-Anne, hoy podemos contemplar en el Musée des arts et métiers de París una representación exacta del instrumental usado por el matrimonio.

Reconstrucción del laboratorio de Lavoisier, a partir de los grabados de su esposa.

Reconstrucción del laboratorio de Lavoisier, a partir de los grabados de su esposa.

 

Entre científicos
Tras un periodo de depresión por la muerte simultánea de su marido y su padre, Marie-Anne se casó de nuevo, con el científico estadounidense Benjamín Thompson (1753-1814), Conde de Rumford. Este matrimonio no tuvo mucho éxito, se divorciarían cuatro años después. Es más, Marie-Anne conservó siempre el apellido de su primer marido. Tanto en el primer matrimonio, como en el segundo como en el resto de su vida (murió el 10 de febrero de 1836), Marie-Anne Pierrette Paulze estuvo rodeada de científicos y ayudó a popularizar la ciencia, especialmente la química. Vivió en una época en la que la mujer ocupaba un segundo plano, con total seguridad hoy habría aparecido en los libros de química como una científica importante. Como dijo la alquimista Marie Meurdrac (1610-1680):

«La mente no tiene sexo y si las mentes de las mujeres fueran cultivadas del mismo modo que la de los hombres, y con toda la energía usada para instruir las mentes de ellos, todas las mentes serían iguales».

El exilio de Jaques-Louis David
Volvamos al personaje del principio, el pintor Jaques-Louis David. Tras la nueva entrada de los Borbones en el poder, el artista tuvo que exiliarse, pues había sido un conocido revolucionario. Podemos preguntarnos si alguna vez pensaría en aquella mujer que aprendía con voracidad a pintar aparatos de laboratorio, si pensaría en que la participación de Marie-Anne fue crucial para construir una nueva química, si pensaría en que dejó reflejado a Napoleón, pero también a los padres de la química. Porque si Lavoisier es considerado el padre de la química, Marie-Anne debe ser considerada la madre de la química.

La última obra de Jaques-Louis David data de 1824, un año antes de su muerte. En Marte desarmado por Venus y las Gracias el dios de la guerra Marte es despojado de sus armas con satisfacción, embargado por los encantos de Venus. En la iconografía clásica Marte y Venus son la pareja ideal; qué bonito habría sido si el pintor recordase en aquellos días a Marie-Anne Pierrette Paulze y a Antoine-Laurent de Lavoisier, aquella la Venus que despoja de las armas del monopolio masculino del conocimiento a un Marte entregado y fundido por ese Cupido que le descalza. Y las tres gracias, que algunos ven como gracia de dar, de aceptar y de devolver, unas virtudes que tuvieron cada uno de los miembros de esta ecuación truncada por el filo de la cuchilla.

«Marte desarmado por Venus y las Gracias», Jaques-Louis David. Museos reales de Bellas Artes de Bélgica (Bruselas, Bélgica).

«Marte desarmado por Venus y las Gracias», Jaques-Louis David. Museos reales de Bellas Artes de Bélgica (Bruselas, Bélgica).

 

Referencias

KASS-SIMON, «Women of Science: Righting the Record», University Press (1990)

Por qué me gusta llamar teorema de Indiana Jones al teorema de Pitágoras

Tengo que reconocer que lo que cuento abajo no es más que una frikada. Ya lo he dicho. Pero tiene su gracia. Así que, si te gustan las frikadas históricas y las matemáticas, sigue leyendo.

Dos protagonistas en esta historia

Edgar James Banks (1866-1945). Un diplomático norteamericano, anticuario y novelista. entre sus múltiples actividades, una fue la de ejercer de cónsul en Bagdad en 1898. Allí se hizo con cientos de tablillas cuneiformes babilónicas. Banks vendió gran cantidad de tablillas al periodista George Arthur Plimpton (1855-1936). Se cuenta que Edgar James Banks sirvió para inspirar el personaje de Indiana Jones.

 

"Edgar James Banks" by Unknown photographer - The Photodramatist (May 1921-Apr 1922) at the Internet Archive. Licensed under Public Domain via Commons.

Pitágoras de Samos (en torno al s. V a.C.). Filósofo y matemático griego. Poco sabemos realmente de él, sin embargo se pueden escribir libros enteros. Entre otras muchas cosas, ha pasado a la historia por el teorema de Pitágoras. En los días que corren es prácticamente imposible que cualquier lector de este blog no haya oído hablar del teorema de Pitágoras, incluso es capaz de recitarlo: el cuadrado de la hipotenusa es igual a la suma de los cuadrados de los catetos

 

Pythagorean right angle.svg«Pythagorean right angle» por Marianov - Trabajo propio. Disponible bajo la licencia CC0 vía Wikimedia Commons.

 

Dos protagonistas y un anónimo que los une

Ayer publicaba en Naukas la nota «Qué vas a encontrar en "Ciencia en blanco y negro"», donde cito de pasada lo que llamo el «teorema de Indiana Jones». Como cuento allí, voy a hablar bastante de historia de la ciencia, especialmente de los textos originales. Es cierto que la demostración del teorema de Pitágoras se atribuye a los pitagóricos, de ahí el nombre del teorema. Sin embargo, unos 1200 años antes de esto ya los babilonios habían encontrado una relación entre tres números que aparecen en el teorema, se trata de las ternas pitagóricas. Tenemos constancia de ello gracias a la tablilla Plimpton 322. Has acertado, el nombre viene del catálogo que creó el periodista mencionado arriba, parece que en un documento se habla de una compra por 10 $ a nuestro diplomático aventurero Banks. Si quieres ver un análisis divulgativo de la tablilla, puedes leer esta nota que escribí hace tiempo.

 

«Plimpton 322» por photo author unknown - image copied from http://www.math.ubc.ca/~cass/courses/m446-03/pl322/pl322.html. Disponible bajo la licencia Dominio público vía Wikimedia Commons.

 

Lo que no sabemos es a quién se debe la escritura de esta tablilla, pues los escribanos no solían poner nombres y, si lo hacían, solo pretendían mostrar quién había copiado la tablilla, nunca el autor del descubrimiento. Este anónimo es el puente entre Pitágoras y Banks. En cualquier caso, esta tablilla fue descubierta por el verdadero Indiana Jones, Edgar James Banks. Por eso, me gusta llamar «Teorema de Indiana Jones» al «Teorema de Pitágoras».

Teorema de Indiana Jones.

Teorema de Indiana Jones.

Esta entrada participa en la «edición 6.9: el conjunto de Cantor» del Carnaval de Matemáticas, cuyo blog anfitrión es ::ZTFNews

Comienzo nuevo blog: «Ciencia en blanco y negro»

El pasado viernes 27 de noviembre de 2015 comencé una nueva andadura con el blog Ciencia en blanco y negro (http://eugenio.naukas.com), en la red Naukas. La primera entrada no es más que una presentación, Sobre "Ciencia en blanco y negro". Os invito a pasar por allí y echar un ojo. Paralelamente iré subiendo algunas imágenes en fliker y algunos archivos en box.

CBN

Boole, el suegro homeópata y el monte Everest

Hoy George Boole (1815-1864) cumpliría 200 años. Sus trabajos en las matemáticas de la computación son más que conocidos y pueden consultarse en la red por múltiples lugares. Aquí queremos rendirle homenaje recordando a tres personas de su familia.


Lápida de la tumba de Boole, en Cork, Irlanda. "2010-05-26 at 18-05-02" by Marcovanhogan - Own work. Licensed under CC BY 3.0 via Commons.

Su esposa

Mary Everest (1832-1916), la esposa de Boole y una desconocida para el gran público. En su infancia fue autodidacta en el estudio de las matemáticas y George Boole se convertiría en su tutor, quien contaba con 16 años más de edad. De hecho, Mary corregía hasta la saciedad los trabajos de su marido. Tal vez te suene el hilograma, una técnica que se usa hoy en todas las escuelas para aprender geometría con niños. Pues tiene su origen en una invención de Mary Everest, las cartas de Boole.


"Mary Everest Boole" by Source. Licensed under Fair use via Wikipedia.

Un par de curiosidades sobre la familia de Mary:

  • Thomas Roupell Everest (1801-1855) fue un abogado homeópata, es más, cuando Mary tenía solo 5 años la familia se mudó de Inglaterra a Francia solo para ser tratado por el mismísimo Samuel Hahnemann, el fundador de la mencionada pseudomedicina. Por cierto que el propio Boole murió víctima de aplicar la máxima «lo similar cura lo similar», según cuenta una de sus hijas, pues su madre lo envolvió en sábanas mojadas tras un chaparrón, desarrollando una neumonía. Nos da el apunte @FerFriashttps://thonyc.wordpress.com/2012/12/08/killed-by-homeopathy/.
  • Su tío paterno, George Everest (1790-1866) completó el estudio topográfico de la India. En 1865 el Pico XV fue nombrado Monte Everest en su honor.

Su hija

Alicia Boole Stott (1860-1940) fue la tercera de las cinco hijas de Boole. Solo tenía cuatro años cuando murió su padre (él contaba con 49), así que su amor por las matemáticas viniese de este. Como ya sabes algo de la madre, no es de extrañar que ella la contagiase de su inclinación, pues Alicia fue una gran matemática. Mary Boole dejó escrito:

 

«La educación geométrica debe empezar en cuanto el niño pueda agarrar objetos. Que tenga, entre sus juguetes, los cinco sólidos regulares y un cono».

 

Mary quería hacer más atractiva las matemáticas para los niños y esto lo aprendió Alicia. El campo de estudio abierto por la madre (cartas de Boole) le dio lugar a acuñar el término politopo, te invito a que leas un poco sobre ello, especialmente si eres profesor de matemáticas a cualquier nivel y no te suena. En 1910 Alice halló por primera vez los 45 politopos regulares en 4 dimensiones.


Politopo 4/21 "E8-with-thread" by Jlrodri - Own work [1]. Licensed under CC BY-SA 3.0 via Commons.

Un comentario para cada una de las otras cuatro hijas:

  • Lucy Everest Boole (1862-1904) fue la primera profesora de química de Inglaterra.
  • G. I. Taylor (1886-1975), el hijo mayor de Margaret (1858-1935), fue matemático y se convirtió en miembro de la Royal Society.
  • Su hija Ethel Lilian Voynich (1864-1960) fue una reputada novelista.
  • De Mary Ellen hablamos en seguida.

El nieto

Sebastián Hinton (1887-1923) fue uno de los nietos de Boole, en concreto hijo de Mary Ellen (1856-1908), la primera de sus hijas. Me gusta recordar a este hombre porque intentó las barras de mono (jungle gym en inglés), esas atracciones en forma de barras metálicas que habitaban nuestros parques de la infancia. Hoy ya toman diversas formas y con distintos materiales, por motivos evidentes de seguridad. Lo curioso es que se hicieron muy famosas estas atracciones, precisamente para identificar un punto en unos ejes x-y-z. La genética es curiosa.


«Jungle-gym» por Aarchiba at en.wikipedia - Photographed by en:User:aarchiba. Transferred from en.wikipedia. Disponible bajo la licencia Dominio público vía Wikimedia Commons.

Gracias a Boole podemos comunicarnos hoy, en la era digital. Sin él no podríamos usar ningún ordenador. Pero no caminó solo, ni fue el único en su familia que ha dejado huella.

¡Feliz cumpleaños, George!

Superconductividad y mentiras piadosas

[Entrada publicada originalmente el 10 de enero de 2008 en http://www.cienciaxxi.com/2008/01/superconductividad-y-mentirijillas.html]

Acabo de leer un artículo en New York Times (When Superconductivity Became Clear (To Some)) realmente interesante.

Trata sobre cómo se resolvió el problema de la superconductividad. Ésta es una propiedad que ciertos materiales muestran a temperaturas muy bajas (el mercurio lo presenta por debajo de los -269ºC aproximadamete). Consiste en que el material ofrece resistencia nula al paso de la corriente eléctrica y otra cosita que ya explicaré algún día.

En 1908 Karmelingh Onnes (en la facultad le decíamos «el comelimones») consiguió licuar Helio, a una temperatura de unos 4K (-269ºC). Este evento fue muy importante porque dejó la puerta abierta para posteriores investigaciones sobre la conducción de la electricidad en metales a bajas temperaturas. Así que en 1911 descubrió que el mercurio presenta superconductividad a partir de la temperatura mencionada.

Y como ocurre siempre en física al aparecer un hecho nuevo, cientos de físicos intentar interpretarlo y ajustarlo a sus conocimientos previos, intentan amoldarlo a sus teorías ya establecidas. Nos dice el artículo que figuras como las de Einstein, Heisemberg y Bohr fracasaron en sus intentos.

Ya situados nos vamos a Princeton, al Institute for Advanced Study, donde Bardeen (un reputado físico que obtuvo popularidad por la invención del transistor) recluta a un desconocido Leon Cooper que acababa de obtener, en 1955, su posdoctorado. Jonh Bardeen le propuso resolver el problema de la superconductividad.

- Cooper: No sé demasiado del tema
- Bardeen: Yo te enseñaré

Y no le comentó nada de los fracasos de Einstein y compañía. Dicen que ocultar la verdad no es mentir, bueno... En este caso lo llamaremos mentirijilla piadosa, simplemente porque salió bien. Más adelante Cooper diría que olvidó mencionar la totalidad de los físicos famosos del siglo XX habían trabajado en el problema y habían fracasado. Pero, según Cooper, la omisión fue afortunada pues, en caso contrario, habría dudado en la resolución.

En menos de dos años elaboraron una teoría («dificilísima», en palabras de Cooper, y no le faltaba razón al muchacho) denominada Teoría BCS (Bardeen Cooper Schriffer). Si alguien muestra interés explicaré algo de ella los más divulgativamente posible en otra entrada.

En el 72 el Premio Nobel.

 

 

Y es que, en ocasiones, los grandes saltos conceptuales en ciencia lo han dado jóvenes científicos que no tienen la mente arraigada a una vieja tradición que les impide ver más allá. Han crecido con las nuevas teorías y las han asimilado como algo «normal». ¿No habéis visto cómo manejan los chiquillos de 10 años los móviles? No saben que hubo una época -no hace mucho, cuando ponían Mcgiver- en que no existían. Y se ríen de uno cuando les dices que cuando quedabas con algún amigo acudías al bar de la cita y los colegas iban llegando poco a poco, si tardaban pues consumías para aligerar la espera.

La tortura del bebedor avaricioso

La «Odisea» es un libro maravilloso que ha sido fuente de inspiración para una incontable cantidad de generaciones. Situémonos en el Canto XI, Odiseo visita la morada de Hades, se trata del «Descenso a los infiernos» y se cuentan varios horrores. Se habla, por ejemplo, de la tortura de Tántalo:

 

También vi a Tántalo, que soportaba pesados dolores, en pie dentro del lago; éste llegaba a su mentón, pero se le veía siempre sediento y no podía tomar agua para beber, pues cuantas veces se inclinaba el anciano para hacerlo, otras tantas desaparecía el agua absorbida y a sus pies aparecía negra la tierra, pues una divinidad la secaba. También había altos árboles que dejaban caer su fruto desde lo alto -perales, manzanos de hermoso fruto, dulces higueras y verdeantes olivos-, pero cuando el anciano intentaba asirlas con sus manos, el viento las impulsaba hacia las oscuras nubes.

 

Este mito lo comenta Thomas Ewbank en su Descriptive and Historical Account of Hydraulic and Other Machines for raisin water, un tratado de 1857. Y lo saca a colación de la conocida como «copa de de Tántalo», aunque recibe a veces el nominativo copa de Pitágoras porque también hay una leyenda alrededor de su invención. Una curiosidad que nos cuenta Thomas Ewbank su libro arriba citado es que el vocablo «tantalize» (atormentar) proviene de Tántalo. En otra referencia interesante encuentro que se atribuye la descripción del dispositivo a Herón de Alejandría, algo bastante verosímil, dada la condición de ingeniero del heleno. Se trata de The Philosofical Transactions and Collections, una compilación publicada en Londres en 1734 por John Eames y John Martyn.

The Philosofical Transactions and Collections (1734), página 165.

Primero veamos en qué consiste el dispositivo y luego hablemos de Pitágoras y de qué relación tiene con el mito de Tántalo. En la literatura actual encuentro algunas veces copa de Arquímedes, pero no hay referencias antiguas a esta forma de llamarlo. La copa de Tántalo obliga al comensal que la usa a rellenarla solo hasta cierta altura, si supera dicho nivel la copa se vacía por un orificio practicado para tal efecto. De hecho, en este tipo de copas se ha construido un conducto preparado para que actúe como sifón bajo una condición, si se sobrepasa ese un nivel concreto. En la siguiente secuencia de imágenes se puede ver cómo funciona y su estructura.

 

Créditos: Wikipedia.

 

En A el vaso está vacío. A medida que se va rellenando el vaso, como puede verse en B, el conducto también se llena, dejando aire en la zona en U del conducto. Pero si se supera el nivel (situación C) por encima del propio conducto habrá expulsado todo el aire y la presión atmosférica hará de las suyas por mediación de la superficie del líquido, haciendo que se siga derramando toda el agua (D). Se puede construir fácilmente una copa de Tántalo con la parte superior de una botella de plástico y con una cañita curvada, de las de zumos individuales. Me he permitido construir una, ahí os dejo dos imágenes, además de un vídeo.

 

 


Como decía, en la literatura antigua no he conseguido encontrar referencias nominativas a esta copa, es más que dudoso que el propio Pitágoras fuera el primero en fabricarla. En la isla de Samos, según leo en wikipedia (no he podido confirmarlo), venden la copa a modo de souvenirs con la inscripción: «La tradición dice que Pitágoras, durante las obras de abastecimiento de aguas de Samos sobre el 530 a. C., moderó el consumo de alcohol de los trabajadores inventando la "copa justa". Cuando el vino sobrepasa la línea, la copa se vacía por completo, por lo que se castiga la codicia». Los trabajadores sufren la tortura de Tántalos, a medida que más quieren beber, menos beben. Es evidente que los seres humanos tendemos a exagerar los logros de nuestros compatriotas y, sobre todo, sacar provecho de los turistas. Eso sí, tengo claro que si voy a Samos me traigo una.

En conclusión, la avaricia vacía el vaso.

El transistor y el esperma de los científicos

El transistor

Tal vez conozcas a William Bradford Shockley (1910-1989) como el inventor del transistor. Aunque este dato debería ser matizado. Shockley estuvo buscando un sustituto para los tubos de vacío, en concreto su idea era dar con un amplificador de silicio. Pero tras un par de años se cansó y dejó la investigación en las manos de John Bardeen y Walter Houser Brattain. Fue en diciembre de 1947 cuando Bardeen y Brattain dieron con el transistor bipolar.

Este diagrama me ha recordado a mis tiempos de estudiante. El funcionamiento interno de un transistor se explica mediante mecánica cuántica y es realmente hermoso. Fuente: http://goo.gl/E68rCW

El esperma

Lo que quizás no conozcas sea el vuelco que Shockley dio a su intereses intelectuales en los últimos años de su vida. Comenzó a interesarse por cuestiones de raza, inteligencia y eugenesia (movimiento filosófico social que defiende la manipulación humana para la mejora genética del ser humano). Calificó sus nuevas ideas como lo más importante que había hecho en toda su carrera, expresando que su objetivo no era más que «la aplicación del ingenio científico a la solución de los problemas humanos». Era un convencido al respecto, pero no es muy popular ir por los programas de televisión diciendo que se produce un efecto disgénico (véase disgenesia) al aumentar la tasa de reproducción de los menos inteligentes. A continuación podemos ver un vídeo de 1974 donde Shockley defiende su controvertido punto de vista sobre la mejora del ser humano, la raza aria de científicos.


No quiso quedarse Shockley en una simple provocación, no sabemos si intencionada. Donó su semen a un banco de esperma de genios, el Repositorio de Elección Germinal. Los medios de comunicación hablaban de este banco como el banco de esperma de los Premios Nobel, aunque Shockley fue el único que admitió que lo había donado. El banco de esperma tan solo estuvo abierto desde el año 1980 (fundado por Robert Klark Graham) hasta el año 1999. Para gustos los colores, así que hubo gente que lo defendió e incluso llegaron a afirmar que había muchos genios que pensaban igual que él, pero guardaban silencio por temor al rechazo social. En este sentido podemos fijarnos en Sheldon Cooper, no hay mejor ejemplo. En el capítulo piloto de Big Bang Theory Leonard y Sheldon acuden a un banco de esperma de alto coeficiente intelectual, lo cual es un claro guiño al Repositorio. Puedes verlo a continuación.


Nota pedante: Shockley, Bardeen y Brattain recibieron el Premio Nobel de Física en el año 1956, por «sus investigaciones sobre conductores y su descubrimiento del efecto del transistor».

 

Cómo construir un péndulo de Foucault con una quesera

El homenaje

Hoy Google dedica un Doodle interactivo al 194º aniversario del nacimiento de Jean Bernard Léon Foucault (18 de septiembre de 1819).

 

El experimento

Como sabéis, Foucault es conocido por la extraordinaria demostración del giro de la Tierra mediante un majestuoso péndulo de 67 metros de largo y 28 kg colgado en la bóveda del Panteón de París. El experimento es bello por su sencillez: el plano de oscilación del péndulo se mantiene constante, como la Tierra gira debajo y nosotros con ella, nos parece que el péndulo cambia de dirección poco a poco. De hecho, el péndulo original de Foucault oscilaba durante seis horas y se desviaba 11º por hora. Un estilete iba dejando una marca en un suelo cubierto de arena, para mostrar cómo giraba. Por desgracia el péndulo se dañó en 2010, pero en el mismo Panteón se exhibe una copia.

Réplica del péndulo de Foucault en Paris. Fuente: Wikipedia. http://goo.gl/sMiESV

La quesera y el cambio de referencia

No todo el mundo puede tener un techo de 67 metros de largo, así que hay que buscar formas de hacer el experimento de un modo más casero. La idea es sencilla: un cambio de referencia. Es decir, en vez de montarte en la Tierra, móntate en el péndulo. Dicho de otra manera, puedes mirar la estación desde el andén o desde el tren. Para ello hay que construir un modelo a escala: un péndulo sobre una plataforma giratoria. Tuve un grupo de alumnas que lo hizo hace varios años y usaron como plataforma una quesera, algo tan original que nunca se me olvidó.


Por la red se pueden encontrar descripciones detalladas, por ejemplo en el sitio iesperemaria.com puedes leer las instrucciones y una ilustración que lo dice todo:

Al hacer oscilar el péndulo y girar la plataforma (quesera), se observa que el plano de oscilación del péndulo no varía. Fuente: iesperemaria.com

Ahora un vídeo, imagina que eres Mafalda...


 

 

La tumba

Este verano tuve la inmensa suerte de pasar por el Cementerio de Montmartre (sin quedarme) en París, lógicamente fui a buscar la tumba de Foucault. Murió de esclerosis múltiple el 11 de febrero de 1868.

Topsy AC/DC, la elefanta electrocutada

Topsy era una elefanta de casi treinta años que había sido la protagonista de la muerte de algunas personas. Fue esta la razón por la que los propietarios del circo de Coney Island al que pertenecía decidieron darle fin a su vida. Aprovechando la coyuntura, se ofreció Edison, que andaba en una lucha intelectual con Tesla. Mientras que el norteamericano apoyaba la corriente continua, Tesla abogaba por la alterna. Edison, ni corto ni perezoso, le aplicó una corriente alterna de 6 600 voltios a Topsy, la cual cayó fulminada en menos de un minuto. La corriente alterna que llega a tu casa es de 220 voltios.

No quedó el asunto en una anécdota para contar en los libros, el inventor norteamericano grabó una cinta-documental, Electrocuting an Elephant, el 4 de enero de 1903, para demostrarle al mundo los peligros de la corriente alterna. Puedes verla a continuación.

Nota curiosa

En la versión española de Topsy de Wikipedia se habla de Tesla. En la inglesa, no aparece. Aunque siendo justos, dice «Edison used the film in his campaign against Westinghouse and AC technology».