La naturaleza no es color de rosa

Hace ya un par de semanas que publiqué por las redes un decálogo (aquí el tuit con algunas correcciones) para mis alumnos en el que valoraba el esfuerzo. Una de las protestas que recibí fue que la vida no tiene que ser injusta. Pues siento deciros que la vida es injusta. Está bien que nos quejemos, ¿pero a quién nos quejamos en el caso del vídeo? La naturaleza es cruel, no es color de rosa. Y debemos estar preparados para ello.

https://youtu.be/eqWYoaJUu6M

Un chimpancé muy científico

Siempre he defendido el palo como primera herramienta científica de la historia de la humanidad. Me encanta esa escena de 2001: una odisea del espacio en la que un simio golpea unos restos orgánicos con un fémur. Creo que Stanley Kubrick supo retratar perfectamente cómo la tecnología es la heredera del uso de las herramientas más básicas que nos brinda la naturaleza.

 

 

En este sentido me ha hecho gracia un vídeo en el que un dron graba a un grupo de chimpancés (ver vídeos de drones te hace pasar un rato curioso). Uno de los chimpancés muestra una actitud muy pre-científica, en su mirada se ve una humana curiosidad y, sin pensarlo, golpea al dron con una rama (¡un palo!). A continuación lo analiza, ¿qué demonios es esto?, se dirá a sí mismo. Se trata de un grupo de chimpancés del zoo de Arnhem Burgers (Países Bajos) y el vídeo lo cuelga Wall Street Journal. Me viene una pregunta, ¿puede convertirse a un chimpancé en científico?