¿Grajos asesinos o padres ejemplares?

Me llega una noticia curiosa, sucedió ayer domingo en mi ciudad natal, Sevilla. Un nido de grajos cayó al suelo y sus progenitores atacaron a diestro y siniestro a todo aquél que rondara la zona.

Héroes, fotografía tomada de El Público

Para los profanos como yo, un cuervo y un grajo se parecen mucho (de hecho los grajos son córvidos), los diferencio en una fotito, quitecitos. Pero si me viene uno y me da un picotazo en la cabeza digo ¡la leche!, y salgo por patas pensando que me sacarán los ojos (sabio refranero), los veo negros y ya está.

Padres defensores, en El Público
Estos dos animalitos defendían su descendencia, sin embargo, los energúmenos de abajo atacaban a las palomas por diversión. Hay una chica que es digna de mención, intentaba parar al desalmado indeseable del paragüas.

Y para terminar una de las escenas cienematográficas que más me gustan:

------------------------------------------------------
Polvo de estrellas
Quizás
------------------------------------------------------

Un pensamiento en “¿Grajos asesinos o padres ejemplares?

  1. ¿has oído hablar del “Tordocop”? es un invento al que tuvieron que recurrir en mi ciudad ante la plaga de estorninos. realmente daba miedo verlos regresar al atardecer al pinar donde se instalaron: oscurecían el cielo, cual flechas en la peli de Esparta 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*