Ley de inercia a la hora de cenar

En El tao de la física nos recuerdan que podemos tirar de un mantel (se debe entrenar…) si dejar caer lo que está encima. Simplemente por inercia. Aquí recojo el vídeo que ha colgado Vicente y alguno más.

Nota curiosona: fíjate que a mayor masa menos se moverá el objeto.

NOTA PARA ALUMNOS: si algún alumno lee esto, que no lo repita en casa, que luego los padres dicen que incito a la destrucción.

7 pensamientos en “Ley de inercia a la hora de cenar

  1. Otra nota megacuriosona: recuerdo haber resuelto este problema en alguna de mis clases. La fuerza que mueve los platos es la de rozamiento. Para que los platos no se salgan de la mesa hay que ejecutar el tirón del mantel en un tiempo menor que la raíz cuadrada del cociente entre el doble de la distancia del plato al borde de la mesa y el producto del coeficiente de rozamiento (entre plato y mantel) por la aceleración de la gravedad. Para valores típicos, los “tirones” deben de ser de unas pocas décimas de segundo.

  2. Eugenio, recuerdo haberlo visto en uno de los cuatro tomos del curso de física de Roller y Blum (editorial Reverté). Seguramente en el primero, dedicado a la mecánica newtoniana. De todas formas, no es demasiado complicado. Sólo hay que hacer un diagrama de cuerpo libre donde el plato se encuentra, por ejemplo, en el centro del mantel. La única fuerza que actúa en la dirección del movimiento es la de rozamiento y se puede expresar como el producto del coeficiente de rozamiento por el peso del plato. De ahí sale la aceleración del mismo, que resulta ser constante. Con la aceleración, se resuelve la segunda ley de Newton y se obtiene la posición del plato en función del tiempo x(t) = 1/2 a t^2. Una vez obtenida debe cumplirse que el valor de x(t) sea menor que la distancia del plato al borde de la mesa (para que no se caiga al suelo). De esta última expresión se despeja el tiempo y… voilà. Aquí se obtiene el tiempo que debe durar el “tirón” al mantel, con su dependencia de la distancia al borde de la mesa, el coeficiente de rozamiento entre el plato y el mantel y la aceleración de la gravedad. Evidentemente, si el mantel y el plato son muy poco deslizantes (mantel muy rugoso, coeficiente de rozamiento grande) el tiempo debe de ser muy corto, el tirón debe de ser muy rápido. Análogamente si la distancia del plato al borde de la mesa es pequeño.

  3. Aaaaaaaaaamigo, muy bien. La verdad es que me lo has puesto en bandeja, y nunca mejor dicho. En cuanto tenga un rato cojo papel y boli.Te digo una cosa, esto da para un artículo en alguna revistilla de educación, si me animo te doy el toqu.

  4. El artículo me ha parecido curioso. Pero Sergio me ha dejado de piedra. Nunca se me habría ocurrido hacer esos cálculos… A ver si os animáis y publicáis las fórmulas, que a mí la física me pilla un poco lejos ya.Saludos.

  5. Pero si no tengo ni el más mínimo mérito. El problema está resuelto en el libro. Yo solamente recordaba haberlo hecho en clase en alguna ocasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*