La maldición del faraón: cómo destrozar una figura de escayola

El pH de la lluvia normal es cercano a 6, es decir, ligeramente ácido. Se debe a que la presencia del CO2 atmosférico produce ácido carbónico (H2CO3). Esta reacción produce en algunos lugares un proceso de meteorización química que da lugar a los preciosos relieves karsticos. Valga como curiosidad que el término karst proviene de la región italo-eslovana Carso.

Pero la lluvia puede volverse aún más ácida, llegando a niveles próximos vinagre, es decir, en torno a un pH de valor 3. Cuando se alcanzan valores cercanos estamos ante la lluvia ácida, la cual es una consecuencia del dióxido de azufre (SO2) y monóxido de nitrógeno (NO) emitido por algunas fábrcias. Como sabrás, la lluvia ácida produce graves problemas en la naturaleza y en los monumentos. Más curiosidades, vinagre proviene del latín, vinum acre, «vino agrio».

Hoy queremos compartir el último vídeo de Manuel Díaz Escalera en su blog fq-experimentos. Una joya. Se trata de una demostración sencilla de cómo la lluvia ácida hace mella en una figura de escayola. Merece la pena visitar el blog y ver los estupendos vídeos.

Un pensamiento en “La maldición del faraón: cómo destrozar una figura de escayola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*