El mundo no va a terminar, antes cagamos materia oscura

Mordisquitos es la simpática mascota de Leela en Futurama, aunque de inocente tiene poco. Pertenece a la raza de los niblonianos, del planeta Etermium, en el «centro exacto del Universo». Aunque parece algo tonto es un agente inflitrado en la Tierra para protegerla de los malvados cerebros volantes. De hecho, su función en el universo es preservarlo de estos maléficos y babosos órganos chupaconocimientos. La forma es original: se los comen, y defecan materia oscura, un potente combustible en la serie. Ahí es nada.Los niblonianos son seres ancestrales. Cuando ocurrió el Big Bang, ya llevaban 17 años en el Universo, suponemos años terrestres. Su longevidad les lleva a tener una vida de 1000 años.

Nibbler [T-Shirt]
Una de mis últimas camisetas, en flikr.

Lo dicho, el mundo no va a terminar, estamos protegidos por unos pequeños extraterrestres con tres ojos. ¿Quieres aprender a dibujarlo? No es difícil, pero el vídeo dura 10 minutos.

NB: Que sí, que todo esto es ficción, que no se me ha ido la quijotera. Al menos espero que alguien lea lo que es la materia oscura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*