Mis alumnos escépticos

Actualización: hemos hecho llegar el vídeo de la carta que cambia de color a Richard Wiseman, el verdadero promotor de la idea, ¡y nos ha respondido!

Este año vamos al VI Encuentro de Alumnos Investigadores con el trabajo Magia y ciencia. La verdad, he preferido casi no meter mano en el trabajo y he disfrutado con ello, sobre todo viendo como mis cuatro chicas y mi chico han aprendido que el mentalismo y el ilusionismo son bonitos, pero pueden llegar a ser muy pero que muy feos cuando se pinta de poderes paranormales para el lucro personal. Mañana presentan su trabajo: un puñado de ejercicios de mentalismo matemático, el viejo truco de la cuchara doblada y algunos prácticas con cartas. Aquí os dejo un par de vídeos y el póster que hoy verán todos en el encuentro.

No sólo hay que aprender matemáticas, también debemos desarrollar un pensamiento crítico. Felicitaciones a mis alumnos.

El sorprendente truco de la carta que cambia de color, basado en el vídeo de Wiseman. Lo han clavado.

Doblando cucharas con la mente

11 pensamientos en “Mis alumnos escépticos

  1. Realmente poco tiene que ver el vídeo con la magia o al menos así lo veo yo;)Me entristece mucho que después de todo el estudio que hayan hecho sobre el mentalismo y el ilusionismo se queden con lo feo o lo peligroso que pueda llegar a ser, casi cualquier cosa es peligrosa en manos malintencionadas. Yo cuando realizo un juego de magia no me pinto de poderes ni trato de engañar a nadie, creo que existe un acuerdo tácito entre el espectador y yo mismo, el sabe que lo sobrenatural no existe y yo se que si se deja ilusionar puede pasar un momento mágico y divertido, que con suerte recordará con cariño mucho tiempo (Y eso que yo no soy de los buenos como Tamariz 😉 ). Bueno a lo que iba, que espero que realmente se queden con algo más de este bello arte que es el ilusionismo ;)Pd. Timadores ha habido siempre y tristemente siempre los habrá algunos usarán trucos y otros otras cosas, te recomiendo que si tienes oportunidad veas a Luis Pardo en su espectáculo Deja Vu, seguro que sales con otra idea, o quizás no:P

  2. B12jose no conozco a estos chicos pero no creo que tenagan ningún problema en disfrutar de la buena mágia.El problema es que hay mucho desaprensivo que la utiliza para timar y precisamente eso es lo que denuncia el trabajo.Si te fijas en el poster verás por ejemplo que hablan de James Randi, un mágnifico mago y un ejemplo a seguir.También hablan del timador Uri Geller, que puso de moda el truco de doblar cucharas, en el siguiente video podeis ver como lo hacía: http://www.youtube.com/watch?v=hyrS7HP_ImY&feature=related

  3. Eugenio, gocé con tus chicas y las cartas que cambian de color, porque estaba tan metida en el truco, que "me pareció" algo raro el cambio de color del telón de fondo, pero no reparé en el cambio en las camisetas….Muy bueno, y prueba que sencillamente nuestra atención es deficiente.

  4. DaniBoinc, al final estuve "hablando" con Eugenio vía twitter y me dijo, que efectivamente si que les gustaba. Como tu dices hay mucho desaprensiblo, pero creo que hay más gente buena que mala, como casi siempre siempre relucen más los segundos … es una lástima.Saludos

  5. Efectivamente, como le comenté a B12jose, mis alumnos se han quedado con la parte bonita. Se lo han tomado tan en serio que no desvalaron ninguno de los ejercicios, prefirieron hacer que el encanto de la "magia" no se perdiese. Además, denunciaron esas malas prácticas que hacen algunas personas diciendo que tienen poderes paranormales.

  6. Eugenio, una vez más me haces sentir sana envidia, puñetero. ¡Un trabajo estupendo! Ahora solo falta que nos cuentes el truco de la cucharilla, y lo mismo te robo tu esfuerzo para usarlo yo en mis clases…¡qué bueno sería que todos los profes de ciencias pusieran tu empeño en el pensamiento crítico!Un abrazo.

  7. Muy bueno Eugenio, mis mejores deseos para tus alumnos. Precisamente ayer estuve viendo a Tamariz, uno de los ilusionistas que más se ha metido con el tema de la psicología.Un abrazo Eugenio

  8. Pingback: Buscando el sueño perfecto |

  9. Pingback: Buscando el sueño perfecto « El Perro Morao

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*