Cuarto pin de Ciencia en el XXI

(Bueno, este no lo otorgo yo, lo hace iñaki. Me ha mandado un correo con el texto y, aunque no me gustan las autolamidas de ego, tampoco quiero ser testarudo. Por cierto, que le debo un pin a mario, no se me ha olvidado)

Estos días se viene desarrollando una interesante discusión A Bordo del ‘Otto Neurath’ (como siempre por esos lares, por otra parte) en la entrada Cómo tergiversar la historia de la ciencia. Durante el transcurso de la misma, el autor de este blog en el que tengo el privilegio de escribir esta entrada, soltó la siguiente frase:

Somos finitos y la realidad nos supera en grados de libertad, sólo podemos tratar con aproximaciones e idealizaciones.”

Eugenio dixit. Y por ello, por el poder que me he encomendado, y por el poder que me han encomendado otros que han opinado en mi blog (y porque a Eugenio le da vergüencita…), yo le otorgo el Cuarto Pin de la Ciencia. ¡Enhorabuena!
El pin de Ciencia en el XXI, para Eugenio Manuel

Por iñaki, de Enchufa2.

8 pensamientos en “Cuarto pin de Ciencia en el XXI

  1. Felicidades hombre, la verdad es que la frase es genial xDDDDAl final voy a tener que leerme al discusión, porque aunque leí el post ando con los exámenes “ad portas” y no me lié a contestar o leer contestaciones.

  2. La frase es falsa… No todos somos finitos… jajajaja… Tengo un amigo que pesa más de 120 kilos y es de todo, menos finito… jajaja… ya en serio, está genial eso de que te citen en un blog como: “Físico y divulgador” y la frase… si no llego a ver que eras tú, con esa presentación, pensaría que era del mismo Carl Sagan… Un saludo 🙂

  3. Enhorabuena por el pin: te lo has ganao.Aún así, discrepo TOTALMENTE de tu afirmación: no siempre estamos forzados a enfrentarnos a la realidad “sólo con aproximaciones”. ¡¡¡Vete con esas al Corte Inglés para pagarle 1000 euros del recibo de la tarjeta, cuando tienen gastos por 1054,95 (“ah, es que yo sólo aproximo”)!!!(Claro, que tal vez El Corte Inglés sea “sobrehumano” 😉

  4. Gracias a todos por los comentarios.Jesús:En el ejemplo que nos das es cierto que no nos andamos con aproximaciones, porque nuestra moneda llega hasta el céntimo. Totalmente cierto. Dile eso ahora a los bancos o a las operadoras de telefónicas, aproximan hasta las milésimas, dependiendo de la entidad.Sin embargo la regla que tengo en mi lapicero tiene una resolución del milímetro. ¿Sirve para medir un lápiz? Siempre estaré cometiendo un error en la medida, aunque sea muy pequeñito, tenemos que aproximar. Pero si la aproximación está por encima de nuestro propio margen de error entonces lo vemos como algo “exacto”, ¡y diablos que lo es!Hace un par de días estuve visitando los hangares de la base naval de Rota. Tenían en un taller un calibre que medían millonésimas de metro, me decían que un error en ese margen puede suponer un susto. ¿Es eso exacto? Para nosotros sí, pero no para alguien que tenga un supercalibre que mida hasta las billonésimas de metro.

  5. jesús:Aún otro comentario. Claro que es exacto el ejemplo de El Corte Inglés (lo repito), ¡si lo ha puesto un ser humano! Si el precio es 1.12€, es lo que tengo que pagar, aunque sea un número feísimo.Hay ejemplos que se basan en la naturaleza y que siguen siendo exactos, no lo niego: puedo contar el número de árboloes que hay en un parque o los días de la semana que llueve en un pueblo. Aquí no se plantean problema,no porque estemos hablando de números naturales, sino porque estamos “contando”. En el caso de la regla, 1.00000000000000cm es natural, pero se parece mucho a 1.00000000000001cm, no podemos distinguirlos con un metro de sastre. Por eso aproximamos y los científicos ponen el típico más/menos y las barritas de error (horror paras los estudiantes de prácticas de laboratorio).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*