Practicar la ciencia, no sólo saber ciencia

» Como ya señalaba John Dewey hace casi cien años (1916), ser científicamente culto no sólo es saber más ciencia sino también “practicar la ciencia”: llevarla a la vida diaria mediante la potenciación de las capacidades para tomar decisiones y elegir cursos de acción.»

López Cerezo, “La cultura científica en la sociedad del conocimiento”, Vértice, 5 (marzo 2008) págs. 46

López Cerezo, J. A. y Cámara Hurtado, M.; “Dimensiones de la cultura científica”, Cap. 2 en Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología en España, FECYT (2007), pág. 39

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*