Sonrisa radiante

En Make: technology on your time enuentro una sonrisa radiante, en el más estricto sentido de la palabra (en realidad expuesta a una fuente de radiación).

Se pueden apreciar unas manchitas blancas en los dientes. Podrían ser empastes, pero en principio no tienen por qué verse. Los antiguos empastes de amalgama de plata de hecho se veían más oscuros que los dientes, por ser más densos. Hoy en día se usan indicadores para que se puedan ver claramente en una radiografía (creo que bario). La verdad es que no estoy muy puesto en el tema. Si hay un odontólogo en la sala…

Actualización 12 de septiembre de 2008. 8:00

El sueño y el agotamiento te hacen expresarte mal. Mapoto advirtió anoche un error (lo tachado). Me explico mejor. En principio un empaste de metal debería verse más blanco que el diente (como observa carlos angeles) porque son más densos (en esto no hay ninguna duda). Pero tengo entendido (y tiene pinta de ser una falsa idea previa) que los empaste de amalgama de plata salen más negros. Y, maldita sea, no sé por qué (debe entrar en juego alguna otra variable). A ver si un técnico en rayos nos suluciona esto.
Gracias, mapoto y carlos, por mejorar este blog.

7 pensamientos en “Sonrisa radiante

  1. Esto no lo tengo muy claro: «…se veían más oscuros que los dientes, por ser más densos…» ¿No sería al revés?Uno que tampoco es odontólogo…

  2. Fíjate que la piel casi no se ve, porque es menos densa que los huesos. Pero ya te digo, que necesitamos un técnico en rayos que nos saque de la duda.

  3. Pues por eso mismo, al ser más denso, el empaste tiene que verse más claro, vamos, lo que llaman densidad metal. Los rayos tienen menos capacidad para penetrar el material y la placa queda impoluta, blanquita… Ejem, y puedo decir todo lo contrario si alguien me lo pide.Saludos.

  4. Sí, es cierto. Mañana, si tengo un rato, busco cuál es la función de relación entre brillo-densidad para despejar dudas. En cualquier manual de radiografía básica viene. Lo estudié por encima en una asignatura, pero recuerdo que algo pasaba con la amalgama de plata, habría otra variable en juego

  5. Procuraré ser breve: La placa se pone entre la fuente de rayos y el objetivo, de tal manera que los rayos que rebotan del objetivo modifican la placa en relación a la cantidad de los mismos que es robotada, así los objetos poco densos casi no devuelven rayos contra la placa, mientrás que los muy densos devuelven tantos que dejan una impresión (blanca) muy marcada; como ejemplo complementario podemos citar los pulmones que al ser tejido poco denso con mucho aire en su interios deben salir negros casi en su totalidad (si no son pulmones de fumador claro). Lo de el empaste negro o blanco, es posible dependa del material; en el caso de la placa mostrada probablemente sea de metal, mientras que un empaste que se viera obscuro podría haber sido de un material menos denso que los dientes, ya que recordemos que los dientes son los huesos mas duros del organismo y cuando se toman placas radiográficas el tiempo de exposición varia según el objetivo, mas tiempo para organos blandos y menos para huesos.P.D. No soy odontólogo ni técnico radiográfico, soy veterinario. 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*