Donde yo colapso otros musican

(Publicado en Museo de la Ciencia, el 20 de octubre de 2008)

Cuando leí 20-Watt Beer Sound Amplifier Makes Perfect Sense, Really, no pudo más que venirme a la memoria una práctica que suelo hacer todos los años para mis alumnos de 4º de ESO.

Fuente: Gizmodo

MATERIAL: lata de refrescos, un mechero bunsen, camping gas o la propia candela de la cocina (si es a gas) y un pequeño barreño con hielo (opcional) y agua.
PROCEDIMIENTO: La lata debe estar vacía. Se llena con un poco de agua, muy poca agua. Una cucharada sopera, más o menos. Se pone sobre la candela y se espera a que empiece a hervir. Cuando la salida del vapor es muy violenta se mueve la base de la lata para ver cuándo se ha quedado prácticamente sin agua. Entonces se vuelca en el barreño con la boquilla hacia abajo. (Logicamente debes usar algún tipo de pinzas para agarrar la lata).

¿QUÉ OCURRE?: La lata colapsa, es decir, se “estruja”, como dicen mis alumnos.

En clase suelo hacerlo con una lata de 33cl, pero con este barrilito de 5l es más sorprendente, aunque el procedimiento es distinto: como es difícil volcarlo se tapa la boquilla con plastilina y se espera pacientemente a que se enfríe solo. Cuando menos te lo espera pega el pepinazo.

EXPLICACIÓN: la lata en realidad no está vacía, está llena de aire. Cuando el agua entra en estado de vapor expulsa todo el aire. Si la lata está llena de vapor de agua y se enfría rápidamente, este vapor volverá a estado líquido, ocupando un volumen muy inferior. Esto hace que la presión fuera de la lata (la atmosférica) sea muy superior a la interna, produciendo el colapso.

Nota: el víde no es mío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*