Suricatas, esos graciosos animalillos

No sé por qué, pero siento predilección por estos pequeños carnívoros de menos de medio metro. Este vídeo me ha recordado uno de los perros de mis padres. Se trata de un un mestizo de pondenco andaluz (vamos, un chucho) inteligente como él solo. Cuando era pequeño y estaba muy cansado se sentaba delante de uno mirando a los ojos, la cabeza se le empezaba a caer a la par que se le cerraban los ojos. Pero él se levantaba una y otra vez, intentaba no quedarse dormido, esperaba a ver si iba a seguir jugando con él. Te daba con la pata, lloraba, ladraba débilmente… Era para verlo. Ahora el pobre es viejo, cuando tiene sueño duerme sin más. ¡Juega tú!, pensará.

Para saber más sobre los suricatas, en poco tiempo, entra aquí.

Un pensamiento en “Suricatas, esos graciosos animalillos

  1. Me ha hecho una ilusión tremenda saber que puedo verlos en Madrid. No pienso perdérmelo porque me he «comido» numerosos documentales y su organización social me tiene fascinada. Además son una monada. Así que no debo olvidarme de darte las gracias por esta entrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*