La "mea" de camello

Así lo llamábamos en la facultad, cuando alguien fumaba le pedías el plastiquito del paquete de tabacos, le quitabas el timbre y hacías un canutillo con él. Ponías el plástico boca abajo e introducías el canutillo ardiendo por un orificio. Se producía un chorro de humo descendente en el interior del plástico. En FQ-Experimentos, un blog al que soy adicto, lo explican genial y ponen un vídeo:

«En nuestro experimento, el humo que se produce en la parte interior del tubito viaja a lo largo de él. En el interior de la botella no hay aire caliente, de manera que cuando el humo sale por el extremo inferior del tubito no se producen corrientes ascendentes de convección y el humo (más denso que el aire) se precipita al fondo de la botella.«

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*