6 pensamientos en “La barriga cervecera, ¿un mito?

  1. ¡Mierda! ¡Yo había oído que el mismo fenómeno que originaba la barriga cervecera daba lugar a tetas cerveceras! Ahora ya no tendré excusa para beberla…

  2. No sé… la noticia no me convence un pelo: no enlaza fuentes, habla de un único trabajo, y hace algunas afirmaciones que van en contra del sentido común (¿desde cuándo tomar más calorías está asociado con tener menos perímetro abdominal?). Y, lo mejor, el contexto: «Simposio Cerveza y Peso Corporal: Mitos y Realidades», que es como dar al lobo las puertas del gallinero.@Almudena:Pues eso: flojas y caídas 😀 Jamás debiste beberla por esa razón 😛

  3. Maldita sea, no estropees mi sueño, hombre, no seas así, ¿no ves que quiero ser ciego?La verdad, no enlaza fuentes y demás. Pero es como todo en la vida. Yo hoy tomo menos cerveza que hace 10 años y tengo más de cinco kilos en lo alto con respecto a entonces. Lo que está claro es que hay otros factores que producen la barrigota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*