Marta del Castillo y Wilt

Esto es un pitorreo, que todo un dispositivo policial siga las intrucciones de los disparates que dicen unos señores en declaraciones policiales. Primero decían que estaba en el Guadalquivir y, ahora, en un vertedero. Eso es, muy bien, a hacer caso de unos inadaptados de la sociedad.

Me recuerda al humor negro de Tom Sharpe en Wilt. Al pobre de Wilt lo inculpan en el asesinato y desaparición de su esposa y, éste, ante la presión de los interrogatorios, acaba dando una confesión -inventada- de lo más alocada. Tras seguir las indicaciones de Wilt, todo queda en falsa alarma: la mujer no estaba muerta. No digo más, lo suyo es que leáis el libro.

A qué viene hablar de este asunto en un blog de ciencia -no estáis acostumbrados a leer aquí temas de este estilo- está bien claro: la investigación policial despierta vocaciones científicas. Y lo digo con conocimiento de causa. Cuando cursé mi asignatura «Caracterización de materiales» el profesor comenzó diciendo: «Es obligatorio ver CSI». Tengo que confesar que nunca lo había visto, pero en aquel momento me hice todo un adepto a la serie. Y es que no es mentira que la policía científica sea científica, porque siguen metodologías y procedimientos serios basados en resultados científicos que la historia de la ciencia nos ha regalado. Cuando estudié aquella asignatura, tuve la suerte de compartir microscopio (PHILIPS XL-30) y ordenador con Luis Frontela, en el Departamento de Microscopía Electrónica (CITIUS) de la Universidad de Sevilla, cuando estaba situado en la Facultad de Física.

Por mi parte, ojalá la familia encuentre el cuerpo de esta chiquilla. Y, sobre todo, que lo haga sin este espectáculo mediático que se montan en televisión y en los medios. Creo que una chica de esta edad merece todo el respeto y el derecho a la intimidad. A los culpables, puesto que hoy no se les pueden cortar las cosas pares, que les caiga todo el peso de la ley.

Actualización 13:00 h
En Rima que algo queda le dedican un poema a esta tomadura de pelo.

3 pensamientos en “Marta del Castillo y Wilt

  1. personalmente yo estoy hasta los mismísimos de que cada vez que se produce una atrocidad del estilo los medios empiecen a hacer sangre y vender basura, sin mlestarse siquiera en pensar que la familia de marta (en este caso) existe, y que seguramente no les haga ni puta gracia. por otra parte, que un par de desgraciados tengan a la policía dando tumbos no hace sino dejar patente que este es un país en el que lo único que se hace bien es salir de fiesta e ir a la playa. da vergüenza

  2. Es polémico el tema amigo, por un lado el trabajo policial y científico es perfecto, pero claro nuestro sistema permite que mareemos la perdiz.Hoy leí una sentencia dondee dos gemelos han sido absueltos de un delito de robo de varios millones, resulta que la huella encontrada no determina a quién de los dos pertenece y la Ley no permite condenar a un inocente.Estos están usando todas las argucias legales que existen, al final caerán pero con un gasto impresionante para las arcas del estado y una desazón para la familia y los españoles.Te recomiendo ver la Serie “24”, en ciertos momentos los interrogatorios “a lo Jack Bauer” sería aprobados por gran parte de la sociedad que está con estos casos cansada de tanta palabrería.Saludos Cordiales

  3. Debe ser muy interesante trabajar en un caso y como científico, ayudando a esclarecerlo…envidia sana porque a veces la vida se nos tuerce y acabas alejado de un lugar que amas, un laboratorio. Había en mi curso un chico, Manolo creo que se llamaba, al que muchos apodaban “el loco”; era una de esas personas que saltaba de un tema a otro en la conversación, tenía ideas extrañas y alocadas y que no paraba de moverse y gesticular. En una ocasión me comentó que les gustaban las armas y el ejército pero que seguramente entrara en la guardia civil o la policía como forma de ganarse el sustento…pasado unos años lo veo por televisión, en un programa sobre crímenes: había entrado en un cuerpo policial y gracias a su licenciatura en Biología había acabado en la policía científica analizando ADN.Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*