Condenan a dos creadores de un producto milagro: Acobiomol

Lo fabricaban en un garaje y lo hacían pasar por un producto que curaba el cáncer. Lo llamaban Acobiomol, que es un nombre que engaña. Ahora, se enfrentan a cuatro años de carcel, según ha determinado la Audiencia provincial de Jerez de la Frontera, lugar donde, por cierto, en estos momentos difrutan de feria.

«Era demasiado bonito para ser verdad», dicen en lavozdigital. En Diario de Cádiz: «La mayoría de sus pacientes eran enfermos terminales de cáncer que acudían a ellos motivados por su desesperación y por los supuestos logros que los ya condenados afirmaban haber conseguido».

Sí, jugar con la salud de la gente es delito y debe ser contemplado como tal. Porque no sólo se juega con su salud, también se pisotean las ilusiones y esperanzas de las gentes. Las timopulseras pueden parecer no dañinas, pero lo son realmente. Porque, quién sabe, cualquier incauto podría pensar que se encuentra mejor al portarla y dejar de tomar un tratamiento médico importante. Tomar bolitas de azúcar o agua no sustituye la radioterapia ni la quimioterapia, por mucho que nos empeñemos.

A los afectados se les dará una indemnización. Pero los sueños no los devuelve el dinero.

9 pensamientos en “Condenan a dos creadores de un producto milagro: Acobiomol

  1. xDDD eugenio, tercer párrafo. pones saludo donde deberías haber puesto salud. y ahora mi comentario: deberían hacer esto con muchísima más gente. pero mucha, mucha, mucha

  2. La verdad es que esta gente que juega con las esperanzas de los enfermos y aprovecha su desesperación para sacarles el dinero se merece estas condenas. Es completamente normal que los enfermos de cáncer estuvieran desesperados y se dejaran engañar, pero los timadores se han aprovechado cruelmente de ellos sin la menor consideración, atacándolos tanto económicamente como emocionalmente.Un saludo Eugenio Manuel, es la primera vez que comento por estos lares, pero te sigo a diario.

  3. Es fácil que enfermos terminales busquen su última esperanza en productos "milagro". El problema es que gente sin escrúpulos se aprovechan de la desesperación humana.Un saludo

  4. Sentencias como ésta me dan un poquito de esperanza en la lucha contra esos timadores. ¿Cuándo empezarán con los homeoestafadores y las timopulseras?

  5. ¿Y qué me dicen de las piedras de jade, los imanes, el reiky, la imposición de manos, etc, donde no se les vende un producto sino derechamente una hipnosis?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*