Las vuvuzelas: el ensordecedor sonido del Mundial 2010

Me entero de que las vuvuzelas han estado al borde de la prohibición en el Mundial 2010. Conste que entiendo las críticas de los jugadores, pero vaya también por delante que si de pequeño me gustaba el fútbol es porque iba al Benito Villamarín con bandera en mano (del Betis) y vuvuzela en boca, so pena de los oídos de mi padre. No recuerdo qué fue de aquella arcaica vuvuzela ni cómo llegó a mis manos (si mal no recuerdo algún aficionado me la regaló al terminar un partido, de los de la época de Esnaola y Bizcocho). Hoy no me gusta el fútbol, es más, lo detesto. Pero sé que gusta al pópulo y, cuando puedo, me entero de algunos resultados. Sólo por no sentirme aún más desplazado (demasiado tengo con ser físico).


Volviendo al tema que nos ocupa, en este Mundial se ha planteado la prohibición de la vuvuzela. Pero la FIFA (siempre me ha gustado este nombre porque me recuerda a un rol en la serie aquella de Arturo Fernández) ha dicho que nanai de la china. Al parecer, le da encanto y los sudafricanos dicen que es un símbolo de su continente. Di que sí, hombre.

Y todo a pesar de que un estudio afirma que las vuvuzelas emiten un sonido de 120 dB, el umbral del reactor de un avión en marcha. Lo curioso es que el estudio lo firma la empresa de audífonos Phonak, la cual está haciendo el agosto con los taponcitos, digo yo, según leo en Digital abc.

Entre tanta polémica hay lugar para la ciencia, como siempre. Es innegable que, gustos a parte, las vuvuzelas pueden provocar molestia e irritación. Y así lo explica Trevor Cox, presidente del Instituto de Acústica y de Ingeniería Acústica de la Universidad de Salford en Reino Unido, como puedo leer en New Science. Para que nos hagamos una idea, los labios se mueven unas 235 veces por segundo, una pasada. Te recomiendo que leas el resto del artículo, no tiene desperdicio.

Si quieres probar el sonido de la vuvuzela, entra en esta aplicación.

Y si te tocan las narices, se venden filtros antivuvuzelas.

6 pensamientos en “Las vuvuzelas: el ensordecedor sonido del Mundial 2010

  1. En realidad lo de la prohibición de las vuvuzelas es que su ruido molesta mucho e impide la correcta comunicación entre los DT y los jugadores (o por lo menos, eso fue lo que escuché).

  2. Un sonido de 235 Hz forma un intervalo descendente con el patrón de 440 Hz para la nota La, igual a 440/235. En número de semitonos es 12*log2(440/235) = 10.85 y si redondeamos al semitono más cercano da como resultado un Si bemol, un tono más bajo que el Do central del piano.

  3. Yo también soy de los que no entiende la pasión por el fútbol, y menos todavía si el estadio se transforma en un recinto ensordecedor. Vamos, que ni me va el fútbol ni el ruido. ¡Qué raros somos algunos, cachis!Tampoco me extrañaría que en algún partido los jugadores se plantaran sin jugar como medida de presión.

  4. Ostras… lo del mp3 ese que te venden para neutralizar el ruido de la chicharra esa plasticosa, es de verdad? Porque tiene un tufillo a coña marinera que tira p'atras!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*