Cómo resucitar una lechuga mediante ósmosis

En el fenómeno de ósmosis el disolvente de una disolución puede pasar de un compartimento a otro si éstos están separados por una membrana semipermeable y si en ambos compartimentos la disolución tiene distintas concentraciones. El disolvente pasa de la zona menos concentrada hacia la más concentrada. En estos casos se habla de presión osmótica.

Los organismos vivos están tienen muchas membranas semipermeables en sus estructuras, por ejemplo, nuestras células o nuestra propia piel. Abajo podemos ver una hoja de lechuga que se ha desecado y que se introduce en una dilución menos concentrada que el interior de la propia lechuga. Veamos qué pasa.

8 pensamientos en “Cómo resucitar una lechuga mediante ósmosis

  1. Si se me permite una puntualización: la ósmosis consiste en el paso de disolvente de la solución menos concentrada a la más concentrada. En este caso, agua del exterior hacia el interior de la lechuga. Así pues, hay que meter la lechuga en agua, no en una solución más concentrada (a no ser que queramos matarla del todo)

  2. Volviendo a los viejos tiempos, errata: «se introduce en una dilución más concentrada que el interior de la propia lechuga.»Es al revés, la lechuga está más concentrada y por eso entra agua.

  3. "se introduce en una dilución más concentrada que el interior de la propia lechuga". Al revés, Eugenio. La lechuga ha perdido agua durante la noche, por lo tanto está más concentrada que el agua fría en la que se introduce. Entonces, tal y como dices en el primer párrafo, el disolvente (el agua) pasa de la disolución de menor concentración a la de mayor, rehidratando la lechuga.Un cordial saludo.

  4. Sorry, no entendi… si el interior de la lechuga estará menos concentrada que la solución donde está, entonces según tu definición de osmósis, el agua pasará desde la lechuga de la solución menos concentrada (lechuga) a la más concentrada, desecándose más. Me doy a entender?

  5. Efectivamente chicos, donde ponía un "más" hay que poner un "menos". Una incoherencia total. No se os escapa una, me encanta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*