La ciencia nos hace libres: viajen por el océano

Ayer comenzábamos en clase de 3º de ESO el excelente libro Ciencia para Nicolás, del colega y amigo Carlos Chordá. Aparecía una frase magistral en la introducción de Javier Armentia:

Estoy convencido que la ciencia que me presentaste, Carlos, me ha hecho más libre.

Los adolescentes son maravillosos. Rápidamente uno dijo cuál es el sentido -desde su punto de vista- de la frase:

Si sabes de ciencia no dependes tanto de las cosas.

Mis pelos de punta y, mientras, esas cabezas cavilando para desviar el tema a sus terrenos. Sin saber cómo, llegan a la discusión de si antes se vivía mejor que ahora. Me entero que el tema surge porque alguien les ha metido en la cabeza que en la época de las cavernas se vivía mejor que ahora. Alguien les intenta convencer de eso a la par que usa, como tú y como yo, Internet, portátiles, la TV, la luz de casa, agua potable, la bicicleta, ropa, medicamentos, etc. Realizar ese tipo de afirmaciones llevando zapatos me parece una hipocresía que me hace sonreir por rozar la ingenuidad. En fin, personas que utilizan la tecnología actual para hacerse churroblogs y que te dicen que hoy se vive peor. Como tú y como yo, escuchando música y usando cafeteras.

De todo esto ya hemos hablado en La gráfica de la muerte durante el siglo XX, donde veíamos que la eperanza de vida ha subido 44 años durante el siglo XX. Son hechos, datos objetivos. No anécdotas ni apreciaciones.

Lo interesante viene cuando le pregunto a la clase por qué piensan que ha subido la esperanza de vida. Los chicos dan muchas soluciones y muy buenas. Entre ellas: los medios de transporte. Y aquí queríamos llegar. La navegación en el mar se ha visto muy beneficiada gracias a la ingeniería, la cual, interacciona bidireccionalmente con la ciencia.

Hoy me llega vía Facebook (gracias a una compañera de facultad, Malole) una propuesta divertida. Se trata de uno de esos estúpidos memes que deben copiarse (siento no hacerlo en mi cuenta) en tu muro y bla bla bla. Lo copio tal cual aquí, sin hacer comentarios, para eso están mis inteligentes lectores.

1.Vea Google Maps.
2. Escribe Japón como punto de origen.
3. Escribe China como destino.
4. Ve al punto 43 de la ruta, y cuando pares de reirte,copia esto en tu estado para que otros puedan reirse tambien.

Paso 43. «Ir en moto de agua por el Océano Pacífico» ¡Durante 782 km! Hacer clic para ampliar.

8 pensamientos en “La ciencia nos hace libres: viajen por el océano

  1. Dos cosas: la primera es que Yuri escribió un magnífico artículo sobre como se vivía en el pasadohttp://lapizarradeyuri.blogspot.com/2010/03/el-pasado-era-una-mierda.htmly la segunda es que intentes ir a pie desde Valencia hasta Santa Pola

  2. Ja, ja, Muy bueno el viaje de Valencia a Santa Pola.Desde luego me muero de ganas por saber qué algoritmos usa el Google Maps para calcular rutas.Saludos.

  3. Me acuerdo de una chica que insistía en que le gustaría vivir en la edad media. Sería genial vivir sin electricidad, agua corriente, alcantarillado…

  4. Decía yo anónimamente (ahora, evidentemente, estoy identificado, tanto como uno que firma Poldete u Orayo) que la ciencia no nos hace libres sino autónomos. Son conceptos que se parecen, desde luego, pero presentan fundamentales diferencias, por ejemplo, morales. La autonomía de los demás es problema de los demás (salvo si eres profesor, en cuyo caso la obligación moral es sobrevenida por la profesión que has elegido, tal vez, libremente), en cambio respetar la libertad de los demás es un imperativo sobre cada persona. La autonomía es deseable, la libertad es un derecho.La gente de izquierdas, como es el caso de Armentia, tiende a confundir poder (capacidad de acción, autonomía) con libertad, pero ya ves que son conceptos que tienen implicaciones morales extraordinariamente diferentes. Es de señalar que tu alumno todavía no tiene esos resabios y describa a la perfección lo que da la ciencia: control sobre las COSAS.

  5. Planteas una cuestión semántica, por mucho que quieras llamarla conceptual. Llámalo libertad o autonomía, me da igual. El caso es que saber de ciencias te convierte en una personda no dependiente de vendedores de humo y timadores.Al simplificar las cosas a la política y pasar de ésta a hablar de Javier Armentia se nota que lo que se pretende es descalificar a Armentia. Por cierto, se llama argumento Ad Hominem, y no sirve para defender nada.

  6. Para la gente libre pero no autónoma diré que los comentarios están moderados, esto quiere decir que tengo que leerlos antes de publicarlos, para que pasen el filtro. Es mi casa.Para la gente autónoma pero no libre diré que me alegro de que sepan usar blogger.Para la gente autónoma y libre diré que, a efectos prácticos, son la misma cosa.Para la gente no autónoma y no libre diré que usen power balance, a ver si se equilibran.

  7. No, no, conceptual. Caigas o no caigas en los curanderos, eres libre. Las opciones siendo ignorante o siendo sabio son las mismas. A mi no me da igual llamar a la libertad de otra manera. De hecho, la confusión es la semilla del totalitarismo (siento ser tan crudo, pero es como lo veo).Me alegro de que pienses que decir de alguien que es de izquierdas constituye una descalificación, pero yerras, no lo es y no constituye un ataque "ad hominem". No he dicho que sea despreciable lo que dice Armentia porque lo dice uno de izquierdas, sino que lo que dice es equivocado (y digo por qué) y que la equivocación es muy típica de cierto tipo de ideología.Te puedo recomendar diversos escritos de Thomas Sowell respecto a la diferencia entre poder/autonomía y libertad. Para ser semántica, no está mal ¿no?

  8. Lo que tú digas. Este es un blog de ciencia, no de política. Ni de polémica. Gracias por tus recomendaciones intelectuales, pero no sé leer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*