El indiscutible argumento de autoridad [Cosas de alumnos XXVII]

 

«Salió en Andalucía Directo y yo Andalucía Directo me lo creo.»

Esa fue la respuesta de una alumna cuando contaba no sé qué sobre espíritus o exorcismos. Y ella no tiene la culpa (no publicaré comentarios que la ofendan), de hecho, no sabemos quiénes son los culpables. Porque cada día conozco más y más gente que trabaja en televisión y las sandeces que uno escucha en la caja tonta no decrecen. La culpa de que los adolescentes crean en idioteces es de quienes se la cuentan y de quienes no hacen por desmentirlas. Y se la cuentan los adultos, es decir, nosotros, como decía en El mito de la juventud imbécil (que por cierto es la entrada más visitada en el antiguo hosting de Ciencia en el XXI). Y somos nosotros los que tenemos que quitarles de la cabeza al ratoncito Pérez y la creencia en duendes y hadas. Ignorar el problema es una forma de cohecho.

 

Las televisiones deben cuidar sus contenidos. Pero lógicamente las televisiones son un negocio como otro cualquiera, dirán algunos. No es cierto: está jugando con la educación y la credulidad de la gente. Y esto puede hacer mucho daño. Que personas como Belén Esteban sean admitidas por una gran cantidad de españoles como ejemplo nos pone en el escalón más bajo de la escala evolutiva. Y no lo digo porque ella sea mejor o peor persona (no lo sé), lo digo por su escasa cultura científica (cultura en general). ¿Y si un día dice que comer manzanas podridas cura el cáncer? Pues una marea de ovejitas se ponen a dejar manzanas en la terraza para obtener su cura.

 

Las cadenas de televisión no son un  negocio más: portan la responsabilidad de un pueblo formado y bien informado.

 

"¿Cómo se puede condenar a este hombre por el asesino de su madre? Es huérfano". Como el abogado lo dice, debe ser cierto.. ni me paro a analizar la propia respuesta...

3 pensamientos en “El indiscutible argumento de autoridad [Cosas de alumnos XXVII]

  1. A estas alturas, suponer que las TVs forman e informan es toda una utopía. Las televisiones, y los medios de comunicación en general, son modelos de negocio a los que les importa un pimiento la verdad, la información, y ni de coña van a realizar labores de formación; que para eso estamos los profesores ( Nótese el modo IRONIC ON ).

    Steve Jobs, según su biografía oficial, parece ser que renunció a un tratamiento contra el cancer y cayó en la “medicina alternativa”. No dicen si lo trataron con homeopatía, con chorradas cuánticas o con hadas o duendes. Me encantaría que la familia de Jobs dedicase tan sólo una décima parte de su fortuna a luchar contra los cuentistas de la curación, ellos son los responsables de algo más que desinformar.

    Saludos.

  2. Steve Jobs se trató demasiados meses con medicina alternativa, me resulta increíble; lo acepto como última cosa,cuando le dicen que remedio no tiene, porque la esperanza ayuda a las personas a sobrevivir un poco mejor, para no optar por el suicidio, pero he sabido de científicos que compraron esas bolas para lavar ropa…las pulseras magnéticas, y tanta tontería que se me hace inexplicable…¿En qué están pensando?¿Piensan?
    En cuanto a la televisión, encontré muy sabia la respuesta del astrónomo que dijo que él graba las noticias, porque así adelanta y adelanta, ve lo que le interesa, y se salta toda la basura…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*