¿Por qué me gustan más los guepardos que los Lamborghini’s?

Estoy preparando actividades para Física y Química de 4º de ESO y me encuentro con un artículo de hace un par de años y que no se comentó por aquí en su momento. Se trata de Locomotion dynamics of hunting in wild cheetahs, publicado en Nature en junio de 2013. Resumiendo: lo que hace al guepardo especial es su aceleración, no su velocidad. Bien que es el animal terrestre que mayor velocidad en recta alcanza, pero lo cierto es que muy pocas veces necesita llegar al máximo, pues con su facilidad en realizar cambios bruscos de dirección lo convierten en una máquina muy eficaz. Lo interesante es la capacidad que tiene de acelerar en 3 m/s en una sola zancada y decelerar en 4 m/s también con una zancada. Es realmente fascinante, más de lo que piensas, sobre todo si lo comparamos con un deportivo.

 


«Acinonyx jubatus walking Flickr» por Flickr user Rob Qld – Flickr here. Disponible bajo la licencia CC BY 2.0 vía Wikimedia Commons.

 

El Lamborghini Gallardo es una maravilla de la locomoción, a cualquiera que le gusten los coches le llama la atención. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,8 s, pero como hay modelos que tardan 3,4 s vamos a ser buenos y pongamos incluso 3 s. La aceleración del coche sería 9,3 m/s^2.

 


«Lamborghini Gallardo LP560-4 (Front-Right)» por sledhockeystar7Lamborghini Gallardo LP560-4 (Front-Right). Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons.

 

El guepardo puede pasar de 0 a 96 km/h en 3 s, pero en algunos lugares puede verse que pasa de 0 a 75 km/h en 2 s. Seamos buenos también con el guepardo y supongamos lo segundo. La aceleración del gatito sería 10,4 m/s^2. Un guepardo cambia el ritmo de la velocidad más rápido que la propia Tierra (9,8 m/s^2), ¿de verdad no te parece fascinante?

 


«2009-cheetah-sprint» por Yathin skTrabajo propio. Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons.

 

Guepardo vs. Lamborghini

He tenido la suerte de acariciar un guepardo y de conducir un Lamborghini. Me quedo con lo primero, no porque acelere más, sino porque la naturaleza siempre supera la genialidad humana. (http://www.zoodecastellar.es, http://www.jarama.org)

 

Referencia

A. M. Wilson, J. C. Lowe, K. Roskilly, P. E. Hudson, K. A. Golabek y J. W. McNutt. “Locomotion dynamics of hunting in wild cheetahs” Nature, junio 2013, doi:10.1038/nature1229

El artículo lo resumen muy bien en SINC, en una nota de 2013.

Un pensamiento en “¿Por qué me gustan más los guepardos que los Lamborghini’s?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*