El «sidoso» del DRAE

La aplicación de post al azar que está en el margen derecho de este blog me sugiere que lea la antigua entrada ¿Compartirías habitación con un «sodio»? Me apetece copiarla entera, aquí, ahora, tal cual. Pero antes de proceder quiero hacer una reflexión, ¿todavía es necesario poner en el DRAE que se usa «sidoso» en sentido despectivo? (hasta el corrector me pone «sodio»). Cuando trato el tema en clase con mis alumnos (a menudo tenemos que hablar de enfermedades. No tienen mucha idea de esta enfermedad, ¿les enseño también el «U.t. en sent. despect.»? Porque si nadie les habla de este sentido, verán el SIDA como una enfermedad más. Para mí es doloroso esta connotación, un poco más abajo cuento por qué.

 

Captura de pantalla 2015-10-04 a las 19.56.26

 

Coincide el azar del blog con la anotación Golpe de la ciencia al virus del sida: descubren un fallo en el arsenal del ataque del VIH. Y es que, afortunadamente, la investigación científica en este campo sigue adelante, aunque la sociedad vaya más lenta.

[La entrada en cuestión se publicó en junio de 2008, hace siete años. Y sí, afortunadamente he notado cambios en la percepción. Evidentemente respecto a los jóvenes, ¿no toma esto en cuenta el DRAE? Ahí va.]

Veinticinco años desde que se descubrió el SIDA y mi conclusión es: me estoy haciendo viejo. Recuerdo perfectamente el anuncio de «Póntelo. Pónselo», y es del año 90. Mi adolescencia fue crecer rodeado de la idea de que los homosexuales y toxicómanos transmitían la enfermedad. Afortunadamente, hoy la percepción y el conocimieto sobre sida ha cambiado muchísimo. Al menos la ciencia ha encontrado sus cauces de contagio, sus mecanismos, sabe enfrentarse a ella en alguna medida. El avance ha sido espectacular.

Estuve de voluntario unos seis años en un centro de enfermos terminales de sida, terminales porque en aquella época la mortalidad era astronómica. Hoy, es una enfermedad crónica con la que se puede vivir. Hoy ya no acecha el miedo por las esquinas, se sabe cómo se puede contraer y qué tipo de vida se puede llevar. En mi época de voluntario, mis compañeros no querían ni quitarse la camiseta delante de nadie, pensaban que por el sudor se podía contraer. En el instituto me miraban raro porque andaba con «sidosos», como decían los propios enfermos, y no es despectivo. Y esto era lo mejor, los propios enfermos bromeaban sobre su enfermedad; una de las chicas (murió consumida por la inanición) solía decir de broma «a que te pego un bocao y te pego las siete cosas». Es cierto que en aquel centro, y en aquella época, se trataba de toxicómanos, homosexuales y prostitutas. Nunca he vuelto a aprender tanto de alguien.

Allí vi muchas muertes, perdí a muchos amigos. Desahuciados. Apartados por la sociedad.

¿Realmente hoy ha cambiado esto?, ¿compatirías habitación y baño con un sidoso?

Hacía tiempo que no sentía ganas de llorar.

2 pensamientos en “El «sidoso» del DRAE

  1. Es verdad que ahora se sabe mucho sobre el VIH , pero también hay que decirlo…es muchísima la ignorancia que hay , si no , no se seguirían contagiando las personas!

    La juventud piensa «No, a mi no me pasará!….» Fatal. Es lo mismo con el VIH , con los embarazos, con las enfermedades venéreas… «No, eso a mi no me pasará»…

    El Sida no se contagia por beber en el mismo vaso, por saludarse, por abrazarse.

  2. No leí la entrada original y al leerla ahora no puedo por menos que comentar, realmente es conmovedor saber que alguien es voluntario en un centro de enfermos terminales (de la enfermedad que sea) ¡durante seis años! Qué gente más admirable hay por ahí, desde sus vidas normales de gente aparentemente corriente. Guau.

    Y en cuanto al SIDA, para la gente joven de hoy, es una lejana enfermedad de la que saben muy poco y les interesa menos todavía, solo saben que se evita usando condón, la pesada de su madre se lo ha dicho mil veces, aunque a veces actúen como si fuesen inmunes.

    Dos muertos de sida en la familia, nunca dudamos en compartir lo que se podía compartir, quien quiso en los 80 buscar información la encontró: no intercambio de sangre, no intercambio de fluidos sexuales. Quien prefirió no informarse porque el sida era low class, sigue teniendo prejuicios, pero es que esos no se curan y se contagian casi con más facilidad.

    Gracias.

Responder a Nadie Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*