Boole, el suegro homeópata y el monte Everest

Hoy George Boole (1815-1864) cumpliría 200 años. Sus trabajos en las matemáticas de la computación son más que conocidos y pueden consultarse en la red por múltiples lugares. Aquí queremos rendirle homenaje recordando a tres personas de su familia.


Lápida de la tumba de Boole, en Cork, Irlanda. "2010-05-26 at 18-05-02" by Marcovanhogan - Own work. Licensed under CC BY 3.0 via Commons.

Su esposa

Mary Everest (1832-1916), la esposa de Boole y una desconocida para el gran público. En su infancia fue autodidacta en el estudio de las matemáticas y George Boole se convertiría en su tutor, quien contaba con 16 años más de edad. De hecho, Mary corregía hasta la saciedad los trabajos de su marido. Tal vez te suene el hilograma, una técnica que se usa hoy en todas las escuelas para aprender geometría con niños. Pues tiene su origen en una invención de Mary Everest, las cartas de Boole.


"Mary Everest Boole" by Source. Licensed under Fair use via Wikipedia.

Un par de curiosidades sobre la familia de Mary:

  • Thomas Roupell Everest (1801-1855) fue un abogado homeópata, es más, cuando Mary tenía solo 5 años la familia se mudó de Inglaterra a Francia solo para ser tratado por el mismísimo Samuel Hahnemann, el fundador de la mencionada pseudomedicina. Por cierto que el propio Boole murió víctima de aplicar la máxima «lo similar cura lo similar», según cuenta una de sus hijas, pues su madre lo envolvió en sábanas mojadas tras un chaparrón, desarrollando una neumonía. Nos da el apunte @FerFriashttps://thonyc.wordpress.com/2012/12/08/killed-by-homeopathy/.
  • Su tío paterno, George Everest (1790-1866) completó el estudio topográfico de la India. En 1865 el Pico XV fue nombrado Monte Everest en su honor.

Su hija

Alicia Boole Stott (1860-1940) fue la tercera de las cinco hijas de Boole. Solo tenía cuatro años cuando murió su padre (él contaba con 49), así que su amor por las matemáticas viniese de este. Como ya sabes algo de la madre, no es de extrañar que ella la contagiase de su inclinación, pues Alicia fue una gran matemática. Mary Boole dejó escrito:

 

«La educación geométrica debe empezar en cuanto el niño pueda agarrar objetos. Que tenga, entre sus juguetes, los cinco sólidos regulares y un cono».

 

Mary quería hacer más atractiva las matemáticas para los niños y esto lo aprendió Alicia. El campo de estudio abierto por la madre (cartas de Boole) le dio lugar a acuñar el término politopo, te invito a que leas un poco sobre ello, especialmente si eres profesor de matemáticas a cualquier nivel y no te suena. En 1910 Alice halló por primera vez los 45 politopos regulares en 4 dimensiones.


Politopo 4/21 "E8-with-thread" by Jlrodri - Own work [1]. Licensed under CC BY-SA 3.0 via Commons.

Un comentario para cada una de las otras cuatro hijas:

  • Lucy Everest Boole (1862-1904) fue la primera profesora de química de Inglaterra.
  • G. I. Taylor (1886-1975), el hijo mayor de Margaret (1858-1935), fue matemático y se convirtió en miembro de la Royal Society.
  • Su hija Ethel Lilian Voynich (1864-1960) fue una reputada novelista.
  • De Mary Ellen hablamos en seguida.

El nieto

Sebastián Hinton (1887-1923) fue uno de los nietos de Boole, en concreto hijo de Mary Ellen (1856-1908), la primera de sus hijas. Me gusta recordar a este hombre porque intentó las barras de mono (jungle gym en inglés), esas atracciones en forma de barras metálicas que habitaban nuestros parques de la infancia. Hoy ya toman diversas formas y con distintos materiales, por motivos evidentes de seguridad. Lo curioso es que se hicieron muy famosas estas atracciones, precisamente para identificar un punto en unos ejes x-y-z. La genética es curiosa.


«Jungle-gym» por Aarchiba at en.wikipedia - Photographed by en:User:aarchiba. Transferred from en.wikipedia. Disponible bajo la licencia Dominio público vía Wikimedia Commons.

Gracias a Boole podemos comunicarnos hoy, en la era digital. Sin él no podríamos usar ningún ordenador. Pero no caminó solo, ni fue el único en su familia que ha dejado huella.

¡Feliz cumpleaños, George!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*