Por qué me gusta llamar teorema de Indiana Jones al teorema de Pitágoras

Tengo que reconocer que lo que cuento abajo no es más que una frikada. Ya lo he dicho. Pero tiene su gracia. Así que, si te gustan las frikadas históricas y las matemáticas, sigue leyendo.

Dos protagonistas en esta historia

Edgar James Banks (1866-1945). Un diplomático norteamericano, anticuario y novelista. entre sus múltiples actividades, una fue la de ejercer de cónsul en Bagdad en 1898. Allí se hizo con cientos de tablillas cuneiformes babilónicas. Banks vendió gran cantidad de tablillas al periodista George Arthur Plimpton (1855-1936). Se cuenta que Edgar James Banks sirvió para inspirar el personaje de Indiana Jones.

 

«Edgar James Banks» by Unknown photographer – The Photodramatist (May 1921-Apr 1922) at the Internet Archive. Licensed under Public Domain via Commons.

Pitágoras de Samos (en torno al s. V a.C.). Filósofo y matemático griego. Poco sabemos realmente de él, sin embargo se pueden escribir libros enteros. Entre otras muchas cosas, ha pasado a la historia por el teorema de Pitágoras. En los días que corren es prácticamente imposible que cualquier lector de este blog no haya oído hablar del teorema de Pitágoras, incluso es capaz de recitarlo: el cuadrado de la hipotenusa es igual a la suma de los cuadrados de los catetos

 

Pythagorean right angle.svg«Pythagorean right angle» por MarianovTrabajo propio. Disponible bajo la licencia CC0 vía Wikimedia Commons.

 

Dos protagonistas y un anónimo que los une

Ayer publicaba en Naukas la nota «Qué vas a encontrar en «Ciencia en blanco y negro»», donde cito de pasada lo que llamo el «teorema de Indiana Jones». Como cuento allí, voy a hablar bastante de historia de la ciencia, especialmente de los textos originales. Es cierto que la demostración del teorema de Pitágoras se atribuye a los pitagóricos, de ahí el nombre del teorema. Sin embargo, unos 1200 años antes de esto ya los babilonios habían encontrado una relación entre tres números que aparecen en el teorema, se trata de las ternas pitagóricas. Tenemos constancia de ello gracias a la tablilla Plimpton 322. Has acertado, el nombre viene del catálogo que creó el periodista mencionado arriba, parece que en un documento se habla de una compra por 10 $ a nuestro diplomático aventurero Banks. Si quieres ver un análisis divulgativo de la tablilla, puedes leer esta nota que escribí hace tiempo.

 

«Plimpton 322» por photo author unknown – image copied from http://www.math.ubc.ca/~cass/courses/m446-03/pl322/pl322.html. Disponible bajo la licencia Dominio público vía Wikimedia Commons.

 

Lo que no sabemos es a quién se debe la escritura de esta tablilla, pues los escribanos no solían poner nombres y, si lo hacían, solo pretendían mostrar quién había copiado la tablilla, nunca el autor del descubrimiento. Este anónimo es el puente entre Pitágoras y Banks. En cualquier caso, esta tablilla fue descubierta por el verdadero Indiana Jones, Edgar James Banks. Por eso, me gusta llamar «Teorema de Indiana Jones» al «Teorema de Pitágoras».

Teorema de Indiana Jones.

Teorema de Indiana Jones.

Esta entrada participa en la «edición 6.9: el conjunto de Cantor» del Carnaval de Matemáticas, cuyo blog anfitrión es ::ZTFNews

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*