Reconocimiento entre cebras

Acabo de descubrir en el Blog de blogs una bitácora genial: No-Teo¿as. Según el perfil, el autor tiene 15 años. Si así fuera, estamos frente a una joven promesa. Porque quiero, así, en plan Ana Rosa, copio una entradita entera.
No hay ninguna cebra que tenga las rayas en el mismo sitio que otras. Es su huella dactilar.
Hasta aquí todo es cierto. Lo siguiente, casi.
A lo mejor las cebras reconocen a las otras fijándose en eso. Entonces, si cogiéramos un bote de pintura de spray y escribiéramos algo en el lomo de una cebra, se formaría un conflicto, la echarían de la manada e irían al Diario de la nueva Patricia para solucionarlo.
Puede ser.

Artículo original: Rayas de cebras.

6 pensamientos en “Reconocimiento entre cebras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*