15 pensamientos en “Soy faquir

  1. Hola, acabo de descubrir tu blog y de tumbarse en una cama de clavo yo uno no me parece facil, pero tu sabes lo que haces. Saludos, y voi a ver que mas ahi por aqui. y con tu permiso dejo un enlance 🙂

  2. Supongo que dependerá también de los kilillos que a uno le sobren no? Es que a los fakiers les suelo ver muy delgados pero me da que a mi se me clavarían un poco más :)Saludos.

  3. Nada, nada… o lo haces desnudo como los faquires (con su correspondiente probatoria) o no cuenta. ;)Lo que no entiendo es como has llegado a esa posición. La gente, para tumbarse, suele tumbarse antes y en ese caso, el peso del cuerpo recae sobre mucha menos superficie: supongo que sentándose uno en una cama de clavos se los clavaría todos… así que, a mí lo que me intriga son los trapis necesarios antes de llegar a la horizontal.

  4. Eugenio, veo que sigues «pinchando», aunque tú no te pinches. Eso es bueno. Hay que perdonar, pero nunca olvidar. ¡Ánimo!En el fondo, son estos los problemas que nos van forjando y curtiendo, aunque el dolor y la decepción siempre quedan dentro de nosotros.Vaya, me estoy poniendo paranormal. Bueno, mejor me callo.Un abrazo.

  5. Dos cosasUna, estando en El Cairo me miraron raro cuando explicaba esto llamando al que lo hacía fakir, esa palabra para ellos significaba algo así como «pobre». No sé cuál será el término correcto. Quizá pasa como cuando llamamos al traje «smoking» que en inglés le llaman «tuxedo», otro caso que no me explico…Y dos, y más importante… Enseña la espalda si quieres que creamos que estás bien!!Un saludo y buen puente

  6. Geniales las fotos y genial la entrada para echar por tierra otro de los muchos cuentos paraanormales que se cree la gente… jejejeje. Y muy bueno también el comentario de Sergio L. Palacios… todavía me estoy riendo con lo de: …que me estoy poniendo paranormal… jajaja! Un saludo! 😉

  7. La cama de clavos es como las enfermedades del Señor Burns, se apelotonan y no se ponen de acuerdo en cual te va a matar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*