La conspiración marciana ¡vaya timo!

No, no se trata de un segundo libro sobre conspiraciones de viajes al espacio. Se trata del autorretrato que se hizo el robot Curiosity en Marte. ¿Cómo pudo hacérselo? ¿No sería que alguien le haría la foto? ¿No significaría que en realidad no está en Marte sino en un plató de TV? Conspiraciones fáciles de desmentir. Y por la propia NASA. Aquí tenéis la foto que se cuestiona:

Creditos: NASA/JPL-Caltech/Malin Space Science Systems

 

Es cierto que en la típica foto tuenti se ve el brazo del o la adolescente/a. En la foto del Curiosity no vemos ningún brazo, por lo que las dudas comienzan siendo razonables. Pero, en serio, ¿tan inútiles son los ingenieros de la NASA que no pensarían en eso si fuese una conspiración? No hay tal, la explicación es muy pero que muy sencilla y puedes verla en esta animación:

Es decir, el robot cuenta con un brazo robótico de más de 2 metros de longitud (en ninguna foto tuenti se ven brazos de tal envergadura). El caso es que NO ES UNA FOTO, es una composición de 55 fotos tomadas con el Mars Hand Lens Imager (MAHLI) en el Cráter Gale, el 31 de octubre de 2012. Se tomaron las imágenes que tenían el brazo fuera del ángulo de visión y se rellenaron huecos con otras imágenes. Uno puede pensar que hay que vender y por eso ponen las fotos bonitas, pero no es así, este tipo de retratos sirven para que los técnicos conozcan el estado del robot, tales como el desgaste por el paso del tiempo por agentes como el polvo marciano. El caso recuerda a aquella 'falsa' foto de la toma de posesión de Obama. Puedes encontrar más información en el artículo Curiosity’s latest discovery probably rules out life on Mars.

Otra conspiración que muerde el polvo, en este caso, el polvo marciano.