Esto no es una historia de amor [Libro]

Tal vez hayas llegado aquí de rebote, así que te diré que esto no es una reseña de libro al uso. No voy a contar la historia, no voy a analizar los personajes ni voy a catalogar el género. Esto es un blog de ciencia, de ciencia en nuestro tiempo, un blog de popularización de la ciencia. De ciencia y de cualquier cosa que tenga que ver con la ciencia, como el escepticismo. Aquí me quiero parar.

La portada está verdaderamente lograda.

La portada está verdaderamente lograda.

Y es que José Antonio Pérez Ledo, el autor de «Esto no es una historia de amor» (Planeta, 2016), ha dejado interesantes pinceladas escépticas en su libro. «La realidad no le interesa a nadie, todo el mundo tiene demasiado de eso, es lo único que nos sobra», ¿será por esta razón que hay tanta gente que cae en manos de pseudomédicos y estafadores? Parece que es mejor vivir una vida ilusoria, en todos los sentidos, tal vez hasta en el amor:

«Tal y como yo lo veo, y créeme que he reflexionado bastante sobre este asunto, el amor romántico es la mayor ilusión colectiva de la historia, una estafa más o menos orquestada de la que todos los humanos, sin excepción, somos víctimas involuntarias».

El autor nos mete personajes que tontean con el reiki, la homeopatía o los horóscopos. Ironiza con las ondas maliciosas del móvil, todo siempre en un tono distendido y acertado. Que en una novela actual se hable de la ilusión de control, da cierta esperanza en el ser humano:

«—¿ No es increíble —pregunta Germán con una gran sonrisa de felicidad—que nos encontremos después de tantos años y de esta manera?
—No tanto —interviene Eva enigmáticamente.
—¿ No? —pregunta Sara.
—¡ Claro que es increíble! —dice Germán, y añade—: ¿Qué probabilidad había de que nos encontráramos de nuevo?
—No sé qué probabilidad había —dice Eva—, pero… ¿Sabéis qué es la ilusión de control? —Todos negamos con la cabeza—. Es un sesgo, un fallo de nuestra percepción. —Habla la Eva psicóloga—. Mirad, nuestro cerebro está programado para minimizar la importancia del azar en nuestra vida. Eso quiere decir que… obviamos las casualidades, ¿vale? Las borramos, como si no existieran, porque necesitamos creer que tenemos algún control sobre las cosas que nos pasan. Así que nuestro cerebro toma esas casualidades y les da un sentido, aunque no lo tengan. ¿Me seguís?».

En esta línea, es tremendamente consciente de los errores que nuestro cerebro tiene la hora de procesar la información, así lo hace saber a través de una de sus personajes:

—Lo vuestro va en serio, lo sé.
—No, no lo sabes. Estás confundiendo la realidad con tus deseos, eso se llama distorsión cognitiva.

Me parece muy feo seguir poniendo aquí citas del libro, pues no quiero cargarme la historia ni me apetece que José A. Pérez me tire de las orejas. Pero disiento en algo: sí que es una historia de amor. Atípico respecto a los personajes, es cierto, pues está cargada de una dosis de realidad que engancha desde el principio. Es una realidad que puede asustar al principio, pero a medida que avanzas en la historia notas que se trata de una realidad que puede abarcarse, no todo está perdido. «Esto no es una historia de amor» es una historia de amor de este presente terrorífico que nos ha tocado vivir, un presente en el que es difícil madurar, un presente que favorece el aislamiento y una extraordinaria diversidad en los seres humanos. Léelo, merece la pena.

2 pensamientos en “Esto no es una historia de amor [Libro]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*