¿Esto es legal?

Desde mi más humilde ignorancia sobre la legislación acerca de la venta de productos, ¿es legal vender un producto sugiriendo que cura el cáncer? ¿Basta con poner «Mezcla de plantas utilizadas por Maria Treben para combatir procesos cancerosos y tumores»? ¿Deberíamos ser libres de vender estos productos si solo se hace una leve sugerencia? Necesito opiniones.

Captura de pantalla 2016-04-18 a las 19.44.29

NB: permítanme que no ponga enlace ninguno, no quiero dar publicidad.

No confundas ángulos con ángeles

La cuenta de twitter de James Fridman es verdaderamente original. Le mandas una foto y la retoca con inesperados resultados. Me ha resultado especialmente curioso lo que hizo con la foto de un achica que le pedía un «angle» (ángulo) con dos alitas, aunque en realidad querría decir «angel» (ángel). Fridman no perdió la oportunidad, vean lo que hizo (hacer click si no carga el tuit).

El timo del agua ovoidal

Leo con sorpresa una entrevista en La Vanguardia (El agua que bebemos debe estar viva) a un tal Antonio Lozano (emprendedor y monje zen, como leen). Me da vergüenza ajena ver cómo este señor ha construido botellas ovoidales para el agua y pretende venderlas como buenas buenísimas basándose falsamente en la ciencia. Me permito compartir una captura de pantalla de algo que me ha dejado sin pestañear un rato:

Parte de la entrevista a Antonio

Parte de la entrevista a Antonio Lozano en La Vanguardia.

Sigue leyendo

Descubrimiento sorprendente: la condición de manco se cura con manitas de cerdo

[Para evitar un malentendido, el título es irónico]

Me he quedado absolutamente atónito al ver este dislate en la red (vía un contacto de Facebook):

Somos lo que comemos

No pongo el enlace para no dar publicidad a este tipo de páginas, pero es fácil llegar a ella. Es una pena que haya gente que se crea estas estupideces. Se me ocurre, por ejemplo, que si te quedas manco, puedes comerte unas manitas de cerdo. O si te sale un lunar feo, te comes una lenteja. Tal vez los garbanzos curen verrugas y plátanos… vale, broma fácil. El título es solo una de las mofas que se pueden hacer, os dejo vía libre en los comentarios, comentad todo lo que queráis.

Más brillante que un millar de soles

Leo en I fucking love science una historia real de las que superan cualquier película de ciencia ficción. El cráneo de ruso Anatoli Petrovich Bugorski (1942) fue atravesado nada menos que por un haz de protones. En 1978 e encontraba realizando su tesis doctoral cuando el lado izquierdo de su cara fue afectado por el haz de protones en una manipulación para arreglar el entonces mayor acelerador soviético de la época, el sincrotrón U-70. Aunque la dosis asimilada por Bugorski debería haber sido mortal, las consecuencias fueron una hinchazón del lado izquierdo, quemaduras en tejidos y algunas secuelas de por vida que no lo alejaron de los laboratorios (de hecho termino su tesis): tinnitus, parálisis facial y crisis de ausencia. Cuenta que observó un flash «más brillante que un millar de soles». No puedo evitar acordarme de la preciosa historia que contó en su día Antonio Martínez Ron, ¿Qué ven los astronautas cuando cierran los ojos?

 

«Un científico ruso llamado Anatoli Bugorski fue atravesado en una ocasión por un haz de protones de un acelerador de partículas. Sobrevivió». Fuente: Cuenta de Facebook de ILFScience. http://goo.gl/FO2hhV

El ordenador que soporta más presión del mercado

Porque no se trata de un portátil de tecnología de 14 nanómetros, no no, según tecnopasión tiene «una tecnología de 14 manómetros [sic]». Espero que esta pequeña entrada no se la tomen a mal en la redacción del sitio, simplemente es un error simpático. De hecho, tengo que reconocer que mi propio corrector insiste en cambiarme nanómetro por manómetro. El primer concepto -el correcto- se refiere a una unidad de medida de longitud, un nanómetro [el corrector sigue insistiendo] es la milmillonésima parte de un metro (10-9). Por contra, un manómetro es un instrumento de medida para medir presiones en el interior de los fluidos. Vamos, que si el portátil tiene 14 manómetros es normal que el grosor sea de 72 mm, tal como anotan en la página, para que entren tantos manómetros. Estamos hablando de nada más y nada menos que de 7,2 cm, no es moco de pavo (si tienes a mano un bolígrafo bic, el grosor sería la mitad de su longitud). Obviamente el grosor será de 7,2 mm, a no ser que viajemos más allá del año 1996, cuando los portátiles ya tenía un grosor de unos 6 cm.

Fuente: Tecnopasión

Fuente: Tecnopasión

 

NOTA: gracias a Álex Costa Albero por enviarme el enlace.